Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Drogas, alcohol y juegos de azar (parte 2 of 2)

Descripción: Una lección en dos partes que aclara la perspectiva islámica sobre tres males muy difundidos: las drogas, el alcohol y los juegos de azar. Parte 2: El reglamento islámico sobre las diferentes formas de juego que abundan en la sociedad moderna, junto con la orientación del Corán y la Sunnah para mantenerse alejado de estos vicios.  

PorImam Kamil Mufti (© 2013 NewMuslims.com)

Publicado el09 Jun 2019 - Última modificación04 Dec 2016

Impreso: 6 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 210 (Promedio diario: 1)

Categoría: Lecciones > Estilo de vida, valores morales y prácticas islámicas > Valores morales y prácticas generales


Objetivos:

·       Reconocer la gran variedad de juegos de azar en la sociedad moderna. 

·       Aprender los reglamentos del Islam sobre los juegos de azar y su clasificación. 

·       Aprender las seis maneras de manejar los vicios del alcohol, las drogas y los juegos de azar.  

Términos árabes:

·       Du’a: Suplica, plegaria, pedirle algo a Allah. 

·       Sunnah: La palabra Sunnah tiene varios significados según el área de estudio; sin embargo, el significado que generalmente se le atribuye es: palabras, acciones y aprobaciones del Profeta.

Juegos de azar

       El juego desalienta el trabajo honesto y fomenta la codicia, el materialismo y el descontento. Fomenta el pensamiento de "hacerse rico rápidamente" y la inversión imprudente de los recursos que Allah nos ha dado.

La adicción al juego es un problema de salud mental reconocido[1]. Apostar en deportes, comprar boletos de lotería, jugar póquer, máquinas tragamonedas o ruletas son solo algunas de las actividades en las que participan los jugadores compulsivos. Mientras que muchos prefieren apostar en un casino, la tasa de adicción al juego en línea está en aumento.

El Islam prohíbe los juegos de azar. La prohibición se basa en el Corán y la Sunnah del Profeta. En el Corán, leemos:

“¡Oh, creyentes! Los embriagantes, las apuestas, los altares [sobre los cuales eran degollados los animales como ofrenda para los ídolos] y consultar la suerte [por ejemplo] con flechas, son una obra inmunda del demonio. Aléjense de todo ello, que así tendrán éxito [en esta vida y en la próxima]. El demonio pretende [con esas cosas] sembrar entre la gente la discordia y el odio, y apartarlos del recuerdo de Dios y la oración valiéndose de los embriagantes y las apuestas. ¿No van a dejarlo ya?” (90-91).

       El Mensajero de Allah enfatizó la prohibición de los juegos de azar hasta tal punto que incluso el pensar en participar en ellos se consideraba reprobable. El Mensajero de Allah dijo: "El que dice a otro: 'Ven, juguemos', debe dar en caridad (como una forma de expiación por tener la intención de apostar)" (Sahih Al Bujari).

Podemos decir que el juego es una actividad en la que los jugadores voluntariamente transfieren dinero o algo de valor entre ellos, pero esta transacción está condicionada al resultado de un evento futuro que es incierto.

Básicamente, hay dos formaciones fundamentales de juego:

1) La primera forma de juego es cuando ninguna de las partes está obligada a pagar una cantidad determinada, sino que el pago de cada parte depende de un evento futuro incierto. En este caso, el jugador no apuesta su dinero inicialmente, sino que el dinero se pone en juego prometiendo pagar más tarde.

       Por ejemplo, A y B compiten en una carrera con la promesa de que el perdedor pagará al ganador $100. En este ejemplo, no hay certeza de pago por parte de ninguna de las partes, sino que el pago depende, para ambas partes, de ganar o perder.

También se incluyen en esta categoría las apuestas que se realizan en carreras de caballos y otros deportes. Por ejemplo, A le dice a B que si el equipo X gana el partido, le pagaré $100; pero si el equipo X pierde, B será quien tenga que pagar los $100.

2) La segunda forma de juego es cuando el pago es seguro de un lado e incierto del otro. El que paga con certeza está realmente apostando su riqueza, en el sentido de que puede traer más riqueza o puede perderla totalmente. Este es probablemente el tipo de juego más difundido y tiene muchas formas diferentes. 

También se incluyen los diferentes tipos de loterías, rifas y sorteos, en los que hay que pagar para ser incluido en el sorteo, ya sea en forma de entradas, compra de billetes o de cualquier otra forma. La razón es que el total de efectivo acumulado se distribuirá entre aquellos cuyos nombres aparecen en el sorteo como los ganadores del premio, lo que es un claro juego de azar. Si el nombre de uno no aparece en el sorteo de premios, estará perdiendo su dinero sin nada a cambio.

Plan de tratamiento

1.     Una educación apropiada

Una familia sana proporciona la estabilidad que los niños necesitan, y cuando inculca en los niños el amor y el temor de Allah, se convierte en un fuerte elemento disuasorio contra los seguir los deseos. La manera más efectiva de enseñar a nuestros hijos es mostrarles buenos ejemplos de conducta. No solo las palabras sirven para educar, sino también las acciones.

2.     Arrepentirse y pedir perdón

       Un creyente busca inmediatamente el perdón después de haber cometido un pecado y se siente avergonzado por haber desobedecido a Allah. Por lo tanto, cualquier musulmán que esté involucrado en el abuso de drogas, el alcoholismo o los juego, debe saber que Alla está ahí para ayudarlo y perdonarle sus pecados. Debe acudir a Allah con un corazón arrepentido. El Profeta de la Misericordia dijo: "El que se arrepiente del pecado es como el que no ha cometido ningún pecado" (Ibn Mayah).

Sin embargo, el arrepentimiento debe ser totalmente sincero. Una persona tiene que sentirse avergonzada y culpable por su pecado. También, debe tener la firme resolución de mantenerse alejado de ese pecado en el futuro, y hacer las enmiendas necesarias para compensarlo.

3.     Mantenerse en buena compañía

Mantenerse en buena compañía es parte del tratamiento y de la prevención. Sin esto, el tratamiento está incompleto. Una persona debe hacer todo lo posible para desarrollar buenas relaciones. Estar rodeado de gente buena y piadosa es muy importante. Cuando una persona se ve privada de amigos sinceros, no tiene a nadie que le recuerde o le aconseje cuando se siente triste o solo. Muchas personas caen en los vicios de las drogas, el alcohol y el juego a cauda de a las malas compañías. Múdese cerca de la mezquita y pase tiempo en ella, cambie de barrio, múdese fuera de la ciudad, haga lo que sea necesario. 

4.     Ocupe su tiempo

       Cuando una persona con tiempo libre no lo utiliza en obediencia a Allah, es probable que lo utilice para desobedecerlo. La mayoría de los adictos se quejan de aburrimiento. El tiempo libre debe ser visto y utilizado como una oportunidad para agradar a Allah y ganar Sus recompensas en el Más Allá. El Profeta dijo: "Hay dos bendiciones de las que mucha gente se ve privada: la salud y el tiempo libre" (Sahih Al Bujari).

Use su tiempo para aprender el Corán, aprender árabe, aprender sobre el Islam, y luego en difundirlo. Use su tiempo libre para desarrollar habilidades, obtener capacitación para un trabajo, o educación.  

5.     Consultar a un centro de rehabilitación  

Intégrese a un programa en un centro de rehabilitación y obtenga toda la ayuda que necesite. 

6.     Du’a (súplica)

La du'a en sí misma es un tratamiento eficaz, pues por medio de ella uno implora el Todopoderoso, por Cuya voluntad ocurren todas las cosas. Cuando combinamos du'a con otros esfuerzos, Allah ciertamente nos ayudará y protegerá



Notas de pie:

[1] http://www.ncpgambling.org

Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.