Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Los presagios

Descripción: Una visión general de los presagios que se encuentran comúnmente en la sociedad moderna, sus posibles orígenes y la postura islámica al respecto.

PorImam Kamil Mufti

Publicado el17 Apr 2019 - Última modificación10 Dec 2017

Impreso: 3 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 180 (Promedio diario: 1)

Categoría: Lecciones > Creencias islámicas > La unicidad de Dios ( > Tawhid > )


Prerrequisitos

·       La creencia en Allah (2 partes).

Objetivos

·       Comprender cuán frecuentes son los presagios en la sociedad moderna.

·       Aprender el significado preciso de presagio.

·       Presentar una visión general de los presagios comunes y sus posibles orígenes.

·       Conocer el reglamento islámico sobre los presagios.

·       Conocer la oración para expiar la creencia en los presagios.

Términos árabes

·       Tawhid: La Unidad y Unicidad de Allah con respecto a Su señorío, Sus nombres y atributos, y en Su derecho a ser adorado.

·       Shirk: Una palabra que implica asociar copartícipes con Allah o conferir atributos divinos a otro que no sea Allah; o creer que la fuente de poder, daño y bendiciones viene de otro fuera de Allah.

·       Tiiarah: Ver presagios en los movimientos de los pájaros u otras cosas.

       Un presagio se define como un signo que anuncia un evento futuro. Algunos presagios son tomados como señales de buena fortuna, mientras que otros son interpretados como señal de un mal inminente. Existen muchas supersticiones sobre los buenos y malos augurios en el mundo, y un musulmán debe tener un entendimiento claro de cómo afecta sus creencias. Los presagios no son pequeñas cosas sin sentido en las que la gente solo cree; sino que están basados en ideas paganas que nada tienen que ver con el Islam. Hay que tener en cuenta que la idolatría no apareció de la noche a la mañana; tales supersticiones primero echan raíces y abren la puerta a la adoración de ídolos, dioses humanos y astros. Poco a poco la gente ha ido olvidando las enseñanzas puras de sus profetas, y las han mezclado con supersticiones. El Islam cierra todas esas puertas y arranca de raíz toda superstición que pueda afectar la creencia pura y simple en el Tawhid.

Los siguientes son algunos ejemplos de presagios comunes:

(1) Romper un espejo significa sufrir siete años de mala suerte. Antes de la invención de los espejos, el hombre miraba su reflejo, percibido como su "otro yo", en piscinas, estanques y lagos. Si la imagen estaba distorsionada, se tomaba como un signo de desastre inminente. Así, los espejos metálicos "irrompibles" de los primeros egipcios y griegos eran objetos muy valorados debido a sus propiedades mágicas (como la propiedad de reflejar sin distorsiones). Después de la introducción de los espejos de vidrio, los romanos comenzaron a considerar el espejo roto como un signo de mala suerte, ya que cada pieza reflejaba y multiplicaba su "otro yo". La duración de la desgracia prescrita vino de la creencia romana de que el cuerpo del hombre se rejuvenece físicamente cada 7 años y se convertía, en efecto, en un hombre nuevo.

(2) Golpear madera: La antigua creencia de que los espíritus vivían en los árboles o los protegían. Los griegos adoraban el roble ya que era sagrado para Zeus, los celtas creían en los espíritus de los árboles, y ambos creían que tocar los árboles sagrados traía buena fortuna. La tradición irlandesa sostiene que "tocar madera" es una forma de agradecer a los duendes por un poco de suerte. Los paganos también tenían creencias similares sobre los espíritus protectores de los árboles. Los chinos y los coreanos pensaban que los espíritus de las madres que murieron en el parto permanecían en los árboles cercanos. Otra explicación apunta a la cruz cristiana de madera como el origen de la "buena suerte", aunque es probable que esta sea una adaptación cristiana de prácticas paganas anteriores.

(3) Se cree que el derramamiento inadvertido de sal es seguido por la desgracia, por lo que se derrama deliberadamente o se tira sobre el hombro izquierdo para contrarrestar el mal. Las supersticiones sobre la sal se remontan a los tiempos bíblicos, cuando la sal era una mercancía muy apreciada. Era costosa, crucial para la conservación de los alimentos, y a menudo se utilizaba en lugar de la moneda. Así que derramar sal era considerado una ofensa casi sacrílega, y lo dejaba a uno expuesto a las maquinaciones del diablo. Arrojar sal por encima del hombro se considera una forma de mantener al diablo a raya mientras se está en una situación especialmente vulnerable. La sal tiene la intención de cegar al diablo para que no pueda presenciar el error o evitar que se acerque sigilosamente a uno mientras limpia el desorden.

(4)  Viernes 13: La cultura occidental ha considerado el viernes 13 particularmente desafortunado durante cientos de años. En muchos edificios de gran altura en Estados Unidos se omite el piso 13 y la numeración salta directamente al 14. También es común creer que el sexto día de la semana es de mala suerte, al igual que el número 13. La combinación, que ocurre de una a tres veces al año, conduce inevitablemente a esta superstición reforzada.

La gente evita viajar en este día. Algunos dicen que el número 13 fue vilipendiado a propósito por los sacerdotes de las religiones patriarcales porque representaba la feminidad ya que correspondía al número de ciclos lunares (menstruales) en un año, y este número era reverenciado en las culturas que adoraban a las diosas de la antigüedad. Los hindúes creían que era de mala suerte que 13 personas se reunieran en un solo lugar. Esta convicción fue compartida por los antiguos escandinavos. Muchos eventos bíblicos considerados como malos supuestamente ocurrieron un viernes, incluyendo la expulsión de Adán y Eva del Jardín del Edén, el comienzo del Gran Diluvio, y la supuesta crucifixión de Jesús.

El reglamento islámico sobre los presagios

       Antes del Islam, los árabes consideraban que la dirección en la que volaban las aves era una señal de buen o mal augurio. Si una persona emprendía un viaje y veía un pájaro volando sobre él a su izquierda, regresaba a casa. Esta creencia se llamaba tiiarah. Los antiguos árabes veían presagios en el vuelo de los pájaros, otras naciones los veían en otros lugares; sin embargo, en esencia, todos son iguales. Por lo tanto, tiiarah se refiere a una creencia general en los presagios y el shirk subyacente en todos ellos es el mismo. El Islam invalidó tales prácticas supersticiosas porque dirigen una forma de adoración muy importante del corazón ―la confianza― a otro ser que no es Allah. El Profeta (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) dijo:

"La tiiarah es shirk, y quien la practica no es de los nuestros. Allah librará de ella (de esta creencia) a quien busque depender de Allah" (At-Tirmidhi).

       Uno de los compañeros del Profeta mencionó que algunas personas seguían los presagios de los pájaros. El Profeta dijo:

"Esto es algo que ustedes han inventado, así que no dejen que los detenga" (Sahih Muslim).

       Lo que el Profeta quiso decir es que tales presagios están solo en la imaginación del ser humano; por lo tanto, la gente no debe permitir que ello les impida hacer lo que planean hacer. Allah no hizo del patrón de vuelo de un pájaro una señal de buena o mala suerte.

       Los compañeros del Profeta tomaron en serio la prohibición de los presagios. Ikrima dijo que una vez que estaban sentados con Ibn 'Abbas, el compañero del Profeta, un pájaro voló sobre sus cabezas y gritó. Un hombre exclamó: "¡Bien! ¡Bien!". Ibn Abbas lo corrigió: "No hay ni bien ni mal en ello".

Estas creencias supersticiosas atribuyen la capacidad de causar buena o mala fortuna a los seres creados por Allah. Además, el temor a la desgracia y la esperanza de la buena suerte se dirige a otro que no es Allah, cuando toda nuestra confianza debería estar dirigida solo a Él. Tales creencias también suponen que es posible predecir eventos futuros, mientras que Allah es el Único que sabe lo que sucederá en el futuro. Allah le dijo al Profeta en el Corán que dijera que, si hubiese conocido lo oculto, habría adquirido para sí mismo todo lo bueno (Corán 7:188)

El Mensajero de Allah dijo,

"La tiiarah es shirk, la tiiarah es shirk" (Abu Dawud).

En otro hadiz dijo:

"Quien que evite hacer algo por tiiarah, ha cometido shirk" (At-Tirmidhi, Ibn Mayah).

Cuando los compañeros preguntaron cuál era su expiación, les ordenó que dijeran: 

"Allah-humma la jairaa illa jairuk, wa la taira illa tairuk, wa la illaha illa ghairuk".

"Oh Allah, no hay bien sino Tu bien, ni presagio sino Tu presagio, y no hay dios fuera de Ti" (Ahmad, Tabarani)

Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.