Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

El destino de los no musulmanes

Descripción: La postura islámica sobre el destino de los no musulmanes que vivieron antes y después del advenimiento del Islam.

PorNewMuslims.com

Publicado el17 Apr 2019 - Última modificación16 Sep 2017

Impreso: 3 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 160 (Promedio diario: 1)

Categoría: Lecciones > Interacción social > Interacción con los no musulmanes


Prerrequisitos

·       Una introducción a los pilares del Islam y los artículos de la fe (dos partes).

Objetivos

·       Conocer acerca de los judíos y cristianos a quienes se les prometió el Paraíso en el Corán.

·       Aprender el significado correcto de dos versículos del Corán frecuentemente malinterpretados.

·       Conocer la postura islámica sobre el destino de los no musulmanes.

Términos árabes

·       Tawhid: La Unidad y Unicidad de Allah con respecto a Su Señorío, Sus nombres y atributos, y en Su derecho a ser adorado.

·       Shirk: Una palabra que implica asociar copartícipes con Allah o conferir atributos divinos a otro que no sea Allah; o creer que la fuente de poder, daño y bendiciones viene de otro que no sea Allah.

·       Kafir (plural: kuffar): Incrédulo.

Los judíos y los cristianos a quienes se les prometió el Paraíso en el Corán

       Los judíos y los cristianos a quienes se les prometió el Paraíso en el Corán fueron musulmanes -es decir, que fueron verdaderos monoteístas, practicaban el Tawhid, creían en sus profetas, no cometían shirk (idolatría)-, pero murieron antes de la misión profética de Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él). Un versículo frecuentemente malinterpretado del Corán se refiere a ellos:

"Quienes creyeron, los judíos, los cristianos y los sabeos que hayan tenido fe en Dios, en el Día del Juicio Final y hayan obrado correctamente, obtendrán su recompensa junto a su Señor, y no temerán ni se entristecerán" (Corán 2:62).

       Los eruditos del Islam están de acuerdo en que este versículo no está hablando de aquellos que creen que Jesús es el hijo de Dios o que equiparan a Jesús con Dios, o de aquellos que creen que Allah es pobre y que ellos son ricos, o que rechazan al Profeta Muhammad. Este versículo habla de los seguidores originales de Moisés y de Jesús que creyeron en sus profetas y adoraron solo a Allah, pero que murieron antes de la llegada del Profeta Muhammad. De hecho, el Corán contiene un capítulo entero, la sura Al Buruj (Corán 85), que habla de los mártires cristianos antes del advenimiento del Profeta Muhammad, en la historia de "la gente de la zanja".

       En cuanto al verso:

"Verás que los peores enemigos de los creyentes son los judíos y los idólatras, y los más amistosos son quienes dicen: 'Somos cristianos [...]'" (Corán 5:82).

El resto del versículo explica el significado correcto. Se refiere a los cristianos que entraron al Islam, creyeron en el Profeta Muhammad y se beneficiaron de las enseñanzas del Corán. Los eruditos del Corán dicen que este versículo fue revelado con respecto a Negus y sus seguidores que entraron al Islam cuando un grupo de musulmanes perseguidos emigraron a Etiopía desde La Meca. El Profeta ofreció la oración fúnebre, en ausencia, por Negus cuando falleció. Tanto en el pasado como en nuestros días, muchos cristianos han entrado en el Islam, por eso se dice que los cristianos son los más cercanos a los musulmanes.

“Esto es porque entre ellos hay sacerdotes y monjes que no se comportan con soberbia. Cuando escuchan lo que le ha sido revelado al Mensajero, ves que sus ojos se inundan de lágrimas porque reconocen la verdad, y entonces dicen: '¡Señor nuestro! Creemos, cuéntanos entre quienes dan testimonio [de la verdad del Islam]. ¿Y por qué no íbamos a creer en Dios y en lo que nos ha llegado de la verdad? Esperamos que nuestro Señor nos introduzca [al Paraíso] junto a los justos'. Dios los recompensará por su testimonio con jardines por los que corren ríos, en los que estarán por toda la eternidad. Esa es la recompensa de los que hacen el bien. Pero quienes rechacen la verdad y desmientan Mi mensaje morarán en el fuego del Infierno” (Corán 5:82-86).

El final de los no musulmanes

       La postura islámica de que los judíos, cristianos y otros no musulmanes son kuffar no significa que todos los no musulmanes serán destinados al Infierno. "La gente del Libro" (judíos y cristianos) en nuestro tiempo puede dividirse en dos categorías:

(I) Aquellos a quienes les ha llegado el mensaje del Islam, que conocen al Profeta Muhammad, para quienes se ha evidenciado la prueba de Dios, pero han decidido no creer en él. Según los eruditos musulmanes, ellos son kuffar en este mundo y después de morir residirán en el Fuego del Infierno para siempre si mueren siendo incrédulos y persistiendo en su rechazo. Aparte de los versículos del Corán citados anteriormente, el Profeta Muhammad dijo:

"Por Aquel en Cuya mano está la vida de Muhammad, aquel de entre los judíos y cristianos que oye hablar de mí, pero no afirma su creencia en aquello con lo que he sido enviado y muere en ese estado (de incredulidad), no será más que uno de los habitantes del fuego del Infierno"[1].

"Cuando llegue el Día de la Resurrección, un pregonero dirá: 'Que cada pueblo siga lo que adoraba'. Entonces todos los que adoraban ídolos y piedras en lugar de Allah caerán en el Fuego, hasta que solo quedarán los justos y los pecadores de los que adoraban a Allah, y otros de la gente del Libro. Entonces se convocará a los judíos y se les dirá: '¿Qué adoraban?'. Ellos dirán: 'Adorábamos a Uzair, hijo de Allah'. Se les dirá: 'Mienten, Allah nunca tuvo esposa ni un hijo. ¿Qué quieren ahora?'. Ellos dirán: 'Tenemos sed, ¡oh Señor nuestro! Sacia nuestra sed'. Se los dirigirá (a una cierta dirección) y se les dirá: 'Vayan allí a beber agua'. (Y encontrarán, para su gran consternación, que) era solo un espejismo, entonces serán empujados hacia el Fuego, (y las furiosas llamas) se consumirán unas a otras, y caerán en el Fuego. Entonces los cristianos serán llamados y se les preguntará: '¿Qué adoraban?'. Ellos dirán: 'Adorábamos a Jesús, hijo de Allah'. Se les dirá: 'Mienten; Allah no tomó para Sí una esposa ni un hijo'. Luego se les dirá: '¿Qué es lo que quieren?'. Ellos dirán: 'Tenemos sed, ¡oh Señor nuestro! Sacia nuestra sed'; y ellos también sufrirán el mismo destino"[2].

(II) La segunda categoría, aquellos a quienes no les llegó el mensaje del Islam o les llegó distorsionado, o no oyeron hablar del Profeta Muhammad. Ellos serán probados el Día del Juicio. Quienes obedezcan serán salvos, quienes desobedezcan estarán condenados.

Como se puede ver, el destino de ambas categorías de personas será diferente en la vida después de la muerte, pero en este mundo todos son considerados kuffar por consenso de los juristas musulmanes. ¿Qué significa esto? En primer lugar, es obligatorio predicarles el mensaje del Islam. En segundo lugar, el Islam es la única religión verdadera de todos los profetas con un plan universal de salvación; todas las demás religiones son falsas e inaceptables a los ojos de Allah. En tercer lugar, se les aplican las normas para los no musulmanes. Por ejemplo, independientemente de si el mensaje del Islam llegó a un no musulmán o no, una mujer musulmana no puede casarse con un hombre judío o cristiano. Además, no pueden ser enterrados en cementerios musulmanes, y no se puede rezar por ellos la oración fúnebre.

En conclusión, el Islam es una religión universal. Su inclusividad se extiende a los verdaderos seguidores de todos los profetas, incluyendo a Moisés, Jesús y Muhammad. Sin embargo, excluye a aquellos que distorsionaron las enseñanzas puras de los profetas, y que todavía eligen seguir la falsedad aún después de que les ha llegado la verdad.



Notas de pie:

[1] Sahih Muslim.

[2] Sahih Al Bujari, Sahih Muslim.

Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.