Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Un día en la vida de un musulmán (parte 2 de 2): Del mediodía hasta la hora de dormir

Descripción: Una continuación de la lección sobre cómo convertir las actividades cotidianas en actos de adoración recompensados siguiendo la rutina espiritual diaria de un musulmán.

PorImam Kamil Mufti

Publicado el17 Apr 2019 - Última modificación20 Sep 2017

Impreso: 5 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 255 (Promedio diario: 1)

Categoría: Lecciones > Estilo de vida, valores morales y prácticas islámicas > Valores morales y prácticas generales


Prerrequisitos

·       La oración para principiantes (2 partes).

·       Exégesis simple de tres suras cortas del Corán.

Objetivos

·       Conocer la rutina espiritual diaria de un musulmán desde el mediodía hasta la hora de dormir.

Términos árabes

·       Salah: Palabra árabe que denota una conexión directa entre el creyente y Allah. Más específicamente, en el Islam se refiere a las cinco oraciones diarias obligatorias y es la forma más importante de adoración.

·       Wudú: Ablución.

·       Fayer, Dhuhur, Aser, Maghrib, Isha: Los nombres de las cinco oraciones diarias en el Islam.

·       Rakah: Unidad/ciclo de la oración.

·       Hadiz (plural: ahadiz): Es un relato o una historia. En el Islam se refiere a un registro narrativo de los dichos y acciones del Profeta Muhammad y sus compañeros.

La tarde

(1)  El musulmán debe comer un almuerzo saludable, respetando los lineamientos islámicos referentes a los alimentos.

(2)  Realizar los cuatro rakahs de la oración del Dhuhur. Además, se debe tratar de rezar dos o cuatro rakahs de sunnah[1] antes y dos rakahs después. Los hombres deben tratar de realizar las oraciones obligatorias en congregación en la mezquita, especialmente si la mezquita está cerca de su trabajo/escuela y los fines de semana. En cuanto a las oraciones en congregación, el Profeta (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) dijo:

“La oración en congregación es superior a la oración realizada individualmente por veintisiete grados”[2].

       En cuanto a las oraciones de la Sunnah, Aisha (que Allah esté complacido con ella) dijo:

"Cuando el Profeta estaba en mi casa, rezaba cuatro rakahs sunnah antes de la oración del Dhuhur, luego iba y dirigía a la congregación, y después regresaba a casa y rezaba dos rakahs sunnah. Luego salía para dirigir la oración del Maghrib en congregación; regresaba y rezaba dos rakahs sunnah. De la misma manera, después de haber dirigido la oración del Isha, regresaba y rezaba dos rakahs sunnah"[3].

     Es preferible que las mujeres realicen las oraciones obligatorias y las oraciones sunnah en su casa. En cuanto a la oración de una mujer, el Profeta (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) dijo:

"No impidan que las mujeres vayan a las mezquitas, aunque sus casas son mejores para ellas".

(3)  El musulmán debe realizar la oración del Aser (4 rakahs) a tiempo, siendo consciente de su importancia, como dijo el Profeta:

"El que abandona la oración del Aser es como uno que ha perdido a su familia y sus bienes[4].

"Una persona que haya realizado las oraciones del Fayer y el Aser no será enviada al Infierno"[5].

(4)  Existen varias súplicas que pueden ser recitadas antes del anochecer, pero son bastante largas, por lo que serán guardadas para otra lección.

La noche

(1)  Un musulmán entra en su casa en el nombre de Allah diciendo la súplica:

"Bismillahi wa-layna, wa Bismillahi jarayna, wa-’ala Rabbinaa tawak-kalnaa".

(En el nombre de Allah entramos y en el nombre de Allah salimos, y ponemos nuestra confianza en nuestro Señor)[6]

(2)  Realiza las tres rakahs de la oración del Maghrib, tratando de realizar dos rakahs de sunnah al finalizar. El hombre musulmán debe hacer todo lo posible por rezar en la mezquita, si vive razonablemente cerca de una. Es aconsejable llevar a los niños para que se acostumbren a adorar a Allah en la mezquita. Aquellos que viven demasiado lejos de la mezquita deben esforzarse por realizar las oraciones juntos en familia, esta es una buena manera de fortalecer el vínculo familiar y de dar un ejemplo positivo a los niños.

(3) Realizar un círculo de estudio dentro de la casa. La noche es un buen momento para que los miembros de la familia se reúnan para estudiar el Corán, el Hadiz, la Sirah (biografía del Profeta Muhammad) y otras áreas del conocimiento del Islam. Esto es algo que se puede incluir en el programa de actividades diario o semanal de la familia. Aunque los padres serán los principales responsables de impartir los temas de estudio, se les puede encargar a los niños mayores que preparen algún tema para que lo presenten al grupo. Alentarlos a participar activamente aumentará su entusiasmo e interés en el aprendizaje. Se pueden utilizar métodos creativos y atractivos para mantener la atención de los niños más pequeños, aunque no se los debe obligar a sentarse durante largos períodos de tiempo. En cuanto a la importancia de la enseñanza, el Profeta dijo:

"Cada uno de ustedes es un pastor, y cada uno de ustedes es responsable de su rebaño. El gobernante es un pastor y es responsable de su rebaño. Un hombre es el pastor de su familia y es responsable de su rebaño. Una mujer es la pastora de la casa de su esposo y es responsable de su rebaño[7].

El cuidado que uno tiene por enseñar a aquellos de quienes es responsable, si se hace con la intención de agradar a Allah en vez de a uno mismo o a la familia, es considerado como un acto adoración.

(4) Un musulmán debe ser cuidadoso con lo que ve en la televisión y con cuánto tiempo pasa en Internet o en salas de chat. Se debe dedicar una parte de la noche a conversar con la familia, ya que es un momento ideal para abordar asuntos familiares, y es más probable que la mayoría de los miembros de la familia estén presentes. El padre debe estar disponible para los miembros de su familia, discutir las reglas, horarios, planear vacaciones, tratar asuntos de la adolescencia, etc. Hacer esto regularmente inculcará responsabilidad y respeto en los niños, les hará sentir que son parte vital de la familia, y el padre desempeñará un papel responsable en la crianza de sus hijos. A medida que los niños maduran y alcanzan la edad de responsabilidad, se hace necesario incluirlos en las discusiones, en la toma de decisiones e incluso en la planificación financiera, especialmente en los asuntos que les conciernen. Este es realmente un tiempo para que aprendan cómo debe funcionar una familia, ya que eventualmente formarán sus propias familias. Obviamente, los padres deben esforzarse por dar un buen ejemplo de comportamiento a sus hijos para que ellos quieran imitarlos. Controlar sus actividades de ocio y fortalecer el vínculo familiar para complacer a Allah son acciones que pesarán a nuestro favor cuando se nos llame a rendir cuentas el Día del Juicio.

Un musulmán concluye cualquier reunión o encuentro diciendo:

"Subhanakal-laa’hum’ma wa be’ham’dik. Ash’hadu an laa e’laahah il’la anta astagh-fi’ruka wa a’tu-bu i’laik".

(Cuán perfecto eres, oh Allah, y yo Te alabo. Doy testimonio de que nadie tiene el derecho a ser adorado excepto Tú. Busco Tu perdón y me dirijo a Ti en arrepentimiento)[8]

(5) Realizar cuatro rakahs de la oración del Isha y, si es posible, rezar dos rakahs sunnah, y una o tres rakahs de Witr después de ella.

El Mensajero de Allah dijo:

"Ningún salah es más pesado para los hipócritas que el Fayer y el Isha, pero si supieran qué bendición hay en ellos, ciertamente vendrían por ellos, aunque tuvieran que arrastrarse...[9].

(6)  Un musulmán no debe perder tiempo viendo películas, jugando a las cartas u otras actividades fútiles a altas horas de la noche. Evitar tales cosas para complacer a Allah será considerado una buena acción. Quedarse despierto hasta tarde en la noche es malo para la salud y hace que sea más difícil levantarse para la oración del Fayer.

Cada noche, cuando el Profeta se iba a la cama, juntaba sus manos y soplaba en ellas después de recitar las suras Al Ijlás, Al Falaq y An-Nas[10]. Luego frotaba sus manos sobre todo lo que alcanzaba de su cuerpo, empezando por la cabeza, la cara y la parte delantera de su cuerpo. Solía hacer eso tres veces[11].

Dijo el Profeta:

“Cuando se vayan a la cama, reciten el verso del Trono (Ayat Al Kursi): '¡Dios! No existe nada ni nadie con derecho a ser adorado excepto Él, el Viviente [Eterno], el Sustentador [y Gobernador de toda la creación]...' (Corán 2:255) hasta el final, porque entonces permanecerá sobre ustedes un guardián de Allah, y Satanás no se acercará hasta la mañana”[12].

También es preferible hacer wudú antes de dormir, y acostarse sobre el lado derecho.



Notas de pie:

[1] La palabra Sunnah en esta lección se refiere a las oraciones que son recomendadas, pero no obligatorias.

[2] Sahih Al Bujari, Sahih Muslim.

[3] Sahih Muslim.

[4] Sahih Al Bujari, Sahih Muslim.

[5] Sahih Muslim.

[6] Abu Dawud.

[7] Sahih Al Bujari, Sahih Muslim.

[8] Tirmidhi.

[9] Sahih Al Bujari, Sahih Muslim.

[10] Hay otras súplicas que se pueden recitar antes de dormir, pero son bastante largas, por lo que se guardarán para otra lección.

[11] Sahih Al Bujari y Sahih Muslim.

[12] Sahih Al Bujari.

Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.