Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

La preservación del Sagrado Corán

Descripción: El Corán fue preservado y transmitido como ningún otro texto religioso del mundo. Se transmitió originalmente por escrito y de forma oral. Esta lección nos aporta pruebas de ello.

PorImam Kamil Mufti

Publicado el14 Apr 2019 - Última modificación14 May 2017

Impreso: 5 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 422 (Promedio diario: 2)

Categoría: Lecciones > El Noble Corán > Entendiendo el Corán


Objetivos

·       Apreciar la autenticidad del Sagrado Corán en su forma original gracias a su meticulosa preservación y transmisión sin alteración alguna.

·       Consolidar la fe y convicción en el Corán a través de la evidencia de su preservación y transmisión.

Términos árabes

·       Sunnah: La palabra Sunnah tiene varios significados según el área de estudio; sin embargo, el significado que generalmente se le atribuye es: palabras, acciones y aprobaciones del Profeta.

El Corán y la Sunnah del Profeta Muhammad son las dos fuentes divinamente reveladas del Islam, y en ellas se basan la fe y la práctica religiosa islámica.

Algunos pueden pensar: "¿Por qué es importante para el musulmán nuevo conocer este tema?". Primero, porque conociendo por lo menos la información básica aumentará su fe y su confianza de que está en el camino correcto. Él se dará cuenta de que su religión no está basada en meros alegatos, sino en la revelación de Allah que Él prometió preservar ―y, de hecho, lo hizo―. Segundo, es menos probable que una persona armada con conocimientos básicos se vea afectada por las dudas que se cruzan en su camino.

Allah dice:

“Yo he revelado el Corán y Yo Soy su custodio” (Corán 15:9).

Veamos evidencias de cómo se lo ha preservado a través de los siglos.

El Corán ha sido preservado y transmitido como ningún otro texto religioso del mundo. Primero se transmitió por medio de la memorización y la escritura, como vamos a demostrar.

Evidencia de que el Corán fue preservado por escrito

En esa época no había imprentas. Los libros debían escribirse a mano por escribas especializados, y sacar una copia del mismo exigía un proceso similar. El Corán fue dictado, palabra por palabra y letra por letra, por el Profeta mismo a escribas especializados[1]. El Profeta falleció el año 632 E.C.; después de esto, Abu Bakr, el primer gobernante de los musulmanes, reunió los manuscritos originales de los escribas en un solo tomo. Tiempo después, cuando el Estado musulmán se extendía de este a oeste, Uzmán, yerno del Profeta y tercer califa, ordenó hacer cinco copias del manuscrito original y distribuirlas por todo el mundo musulmán unos de veinte años después[2].

Hoy, contamos con tres manuscritos del Corán que se remontan a la época del yerno del Profeta, el califa Uzmán.

(1) El manuscrito de Samarcanda, ubicado en Tashkent, Uzbekistán. Está escrito sobre cuero de gacela. De acuerdo con el Programa Memoria del Mundo, de la UNESCO, parte del sistema de las Naciones Unidas, "esta la versión definitiva, conocida como Mushaf de Uzmán, y supera a las demás versiones"[3].

Von Denffer, un erudito alemán, escribió sobre el manuscrito:

“Tal vez sea el manuscrito IMAM (nombre dado a la copia que Uzmán mismo conservaba) u otra de las copias hechas en la época de Uzmán”[4].

 

Imagen 1. Este manuscrito, mantenido por la Organización Islámica de Uzbekistán, es la más antigua versión completa del Corán que existe. Es la versión definitiva, conocida como el Mushaf de Uzmán, y supera a todas las demás versiones. Imagen cortesía del Programa Memoria del Mundo, UNESCO.

Imagen 2. El Corán de Uzmán en su vitrina con puerta de cristal. Imagen cortesía del Programa Memoria del Mundo, UNESCO.

(2) El manuscrito del Museo del palacio Topkapi[5].

(3) El tercer manuscrito está conservado en la mezquita de Al Husein en El Cairo, Egipto, como se puede ver abajo.

Imagen 3. Una temprana copia manuscrita del Corán en la mezquita de Al Husein en El Cairo, Egipto. Imagen cortesía de http://www.islamic-awareness.org.

Von Denffer escribió sobre el mismo:

“... es muy probable que haya sido copiado del Mushaf de Uzmán”[6].

Conclusión

Concluiremos esta parte con las observaciones del Sr. Von Denffer:

“En otras palabras, dos de las copias del Corán escritas en la época del califa Uzmán aún están entre nosotros hoy en día, y su texto y orden pueden ser comparados por cualquiera que desee hacerlo, con cualquier otra copia del Corán, impresa o manuscrita, de cualquier lugar o época. Encontrará que son idénticas”[7].

Evidencia de que el Corán fue preservado a través de la memorización

Allah hizo que el Corán sea muy fácil de memorizar:

“He hecho el Corán fácil de comprender y memorizar. Pero, ¿habrá alguien que reflexione?” (Corán 54:17).

La facilidad con la que el Corán es memorizado es inigualable. No hay una sola escritura o texto religioso tan fácil de memorizar, incluso los que no hablan árabe pueden memorizar fácilmente el Corán. Es muy raro encontrar gente que haya memorizado por completo la Biblia, mientras que el Corán completo ha sido memorizado casi por todo erudito musulmán y por millones de musulmanes en general, generación tras generación. Casi todos los musulmanes tienen una parte del Corán memorizada para poder recitar durante sus rezos. Estos son los pasos que se toman tradicionalmente para dominar la memorización del Corán:

Primero, el Corán es memorizado por niños y niñas desde una temprana edad. El proceso toma entre dos y cuatro años.

Segundo, solo memorizar el Corán no es suficiente. El Corán no es solo palabras, sino sonidos y significados también. El Corán debe ser pronunciado exactamente de la forma en la que lo recitaba el Profeta de Allah hace 1.400 años. Debe recitarse del modo que lo reveló Allah. Esto se realiza a través de una sólida tradición de 1.400 años de perfeccionar las reglas de recitación (taywid) ante un maestro que a su vez adquirió este conocimiento de su maestro, formando una cadena sin interrupciones que se remonta hasta el Profeta de Allah. Este proceso toma normalmente entre tres y seis años. Después de que se dominan las reglas de la recitación y esta se revisa para corregir errores, a la persona se le da una licencia formal (iyaza) que certifica que domina las reglas de la recitación y puede ahora recitar el Corán del mismo modo que lo recitaba Muhammad, el Profeta de Allah.

A.T. Welch, un orientalista no musulmán, escribió:

“Para los musulmanes, el Corán es mucho más que una escritura o literatura sagrada en el sentido que se le da en Occidente. Su principal importancia para la gran mayoría a través de los siglos ha sido su forma oral, la forma en la que apareció por primera vez, como una "recitación" cantada que Muhammad entonaba a sus seguidores por un periodo de más de veinte años… Las revelaciones fueron memorizadas por algunos de los seguidores de Muhammad durante su vida, y la tradición oral se consolidó desde entonces de forma ininterrumpida hasta hoy, y en algunas formas es independiente y hasta superior que el Corán escrito… A través de los siglos, la tradición de recitar todo el Corán se ha mantenido por recitadores profesionales (los qurrá). Hasta tiempos muy recientes la importancia del Corán recitado era raramente comprendida a cabalidad en Occidente”[8].

No solo se han preservado las palabras originales del Corán, sino que también se preservaron los sonidos originales de tales palabras. Ningún otro texto religioso se ha preservado de tal manera, y esta es una afirmación que cualquier lector objetivo puede comprobar por su cuenta. Entonces, el Corán se mantiene único e inimitable en su modo de preservación a través de los siglos, como lo profetizó y lo prometió Allah mismo.

 

Imagen 4. Esta es una típica licencia (iyaza) emitida al terminar una recitación perfeccionada del Corán, certificando que el recitador forma parte de una cadena ininterrumpida de recitadores que se remonta al Profeta del Islam. La imagen arriba es la iyaza del Qari Mishari Bin Rashid Al Afasy, un conocido recitador de Kuwait, emitida por el Shaij Ahmad Al-Ziiat. Imagen cortesía de http://www.alafasy.com.




Notas de pie:

[1] Ahmad Von Denffer (un erudito alemán). Ulum Al Quran, p. 43.

[2] Para un análisis profundo, procurar el excelente trabajo de un erudito de la universidad de Oxford, The History of the Quranic Text from Revelation to Compilation: A Comparative Study with the Old and New Testaments, del Dr. Mustafa Al-Azami.

[3] http://www.unesco.org.

I. Mendelsohn, The Columbia University Copy Of The Samarqand Kufic Quran, The Moslem World, 1940, p. 357-358.

A. Jeffery & I. Mendelsohn, The Orthography Of The Samarqand Quran Codex, Journal Of The American Oriental Society, 1942, Volumen 62, pp. 175-195.

[4] Ahmad Von Denffer. Ulum Al Quran, p. 63.

[5] El website del museo es http://www.ee.bilkent.edu.tr/%7Ehistory/topkapi.html

[6] Ahmad Von Denffer. Ulum Al Quran, p. 62.

[7] Ahmad Von Denffer. Ulum Al Quran, p. 64.

[8] The Encyclopedia of Islam: "The Quran in Muslim Life and Thought".

Examen y navegación rápida
Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.