Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Milagros del Profeta Muhammad (parte 1 de 2)

Descripción: Dos lecciones explicarán la naturaleza de los milagros, y algunos de los milagros realizados por el Profeta Muhammad.

PorImam Kamil Mufti (© 2016 NewMuslims.com)

Publicado el23 May 2019 - Última modificación11 Jan 2016

Impreso: 3 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 188 (Promedio diario: 2)

Categoría: Lecciones > El Profeta Muhammad > Su biografía


Objetivos

· Aprender por qué los profetas recibían milagros de Allah.

· Comprender que el Corán es un milagro.

· Aprender los cuatro aspectos milagrosos del Corán.

Miracles-of-Prophet-Muhammad-Part-1.jpgUn milagro es lo que prueba las afirmaciones de un Profeta de Allah. El Profeta Muhammad realizó una serie de milagros (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) para establecer la prueba de su profecía.

El Profeta del Islam dijo:

"A todo Profeta se le dieron 'señales' por las cuales la gente creía en él. De hecho, se me ha dado la Revelación Divina que Allah me ha inspirado. Así que, espero tener la mayor cantidad de seguidores entre todos los profetas en el Día de la Resurrección”[1].

El milagro del Corán

Brevemente, el milagro del Corán está en los siguientes aspectos:

A. Milagro del lenguaje.

B. El milagro de las profecías futuras.

C. Milagro de la coherencia interna.

A.  Milagro del lenguaje

La superioridad del idioma del Corán no puede ser plenamente transmitida o comprendida en otro idioma como el español, porque carece de similitudes y de la sofisticación del árabe clásico. Es precisamente por esta razón que una traducción del Corán no es el Corán en sí mismo. Una traducción transmite el significado hasta cierto punto, pero nunca puede reproducir la supremacía lingüística del Corán original. Por lo tanto, nos vemos obligados a limitar nuestro análisis a unos pocos aspectos.

·       Inimitabilidad de las palabras y del significado

Toda la gramática, jurisprudencia, sabiduría y filología árabe se basan en el Corán. Por ejemplo, los poetas postislámicos tomaban prestadas palabras del Corán para hacer sus obras potentes, porque el Corán era considerado retóricamente insuperable. La profundidad, la sabiduría y la belleza de su contenido no pueden ser igualadas. La diferencia puede ser vista por cualquiera que compare el contenido de los textos bíblicos y otros textos religiosos con el del Corán.

·       Inimitabilidad del estilo (aslub)

El Corán no sigue las reglas de las rimas poéticas de los antiguos árabes, pero el éxtasis que produce es más dulce que la poesía. El secreto está en la armonía producida por la disposición de las palabras.

Cuando los seres humanos repiten algo, pierden fuerza y efecto. Por otro lado, la repetición coránica es igualmente enérgica y significativa sin perder su dulzura.

B.  El milagro de las profecías futuras

El Corán hizo muchas profecías que se hicieron realidad. Nos limitaremos a tres en este análisis.

Las dos primeras profecías son dignas de mención: a diferencia de cualquier otra escritura del mundo, el Corán profetiza su propia preservación bajo el cuidado divino.

·       Protección del Corán de ser corrompido

El Corán hace una afirmación que ningún otro libro religioso hace: Allah lo mantendrá su texto a salvo de modificaciones. Allah dice:

“Yo he revelado el Corán y Yo soy su custodio” (Corán 15:9).

·       Facilidad para memorizar el Corán

Allah ha hecho que el Corán sea fácil de memorizar:

“He hecho el Corán fácil de comprender y memorizar. Pero, ¿habrá alguien que reflexione?" (Corán 54:17).

La facilidad con la que se memoriza el Corán es inimitable. No hay una sola escritura o texto religioso en el mundo que sea tan fácil de memorizar; incluso personas que no son árabes lo memorizan fácilmente.

No solo se han conservado las palabras del Corán, sino también los sonidos originales de esas palabras. Ningún otro texto religioso ha sido preservado de manera similar, una afirmación que cualquier lector objetivo puede verificar por sí mismo. Por lo tanto, el Corán es inimitable en su modo de conservación a lo largo de los siglos, tal como lo profetizó y prometió Allah mismo.

·       Doble profecía

Antes del surgimiento del Islam, los romanos y los persas eran dos superpotencias en rivalidad. Los romanos estaban dirigidos por Heraclio (610-641 E.C.), un emperador cristiano; mientras que los persas eran zoroastras, dirigidos por Khosrow Parviz (reinó en 590-628 E.C.), bajo el cual el imperio alcanzó su mayor expansión.

En 614 los persas conquistaron Siria y Palestina, tomando Jerusalén y lo que se creía era la Cruz de Cristo, y en 619 ocuparon Egipto y Libia. En un esfuerzo por aplacar a los Avaros, Heraclio se encontró con ellos en la Heraclea Tracia (617 o 619). Trataron de capturarlo, y cabalgó alocadamente de regreso a Constantinopla, perseguido de forma implacable[2].

Los musulmanes estaban afligidos por la derrota romana al sentirse espiritualmente más cerca de la Roma cristiana que de la Persia zoroastra, pero los mecanos se alegraron naturalmente por la victoria de la Persia pagana. Para los mecanos, la humillación romana fue un presagio siniestro de la derrota de los musulmanes a manos de los paganos. En ese momento lo que anticipó Allah consoló a los fieles,

"Los bizantinos fueron derrotados. en el territorio [árabe] más bajo, pero después de esta derrota, ellos [los bizantinos] vencerán dentro de tres a nueve años. Todo ocurre por voluntad de Dios, tanto la anterior derrota [de los bizantinos] como su victoria futura. Ese día los creyentes se alegrarán por la victoria de Dios. Él concede la victoria a quien quiere, Él es el Poderoso, el Misericordioso" (Corán 30:2-5).

El Corán anticipó dos victorias:

(i) La futura victoria romana en diez años sobre los persas, algo inimaginable en aquel entonces.

(ii) La alegría de los creyentes por su propia victoria sobre los paganos.

Y así sucedió.

En palabras de un erudito indio:

"... una sola línea de profecía estaba relacionada con cuatro naciones y el destino de dos grandes imperios. Todo esto prueba que el Sagrado Corán es el Libro de Allah".

C.  Milagro de la coherencia interna

Allah presenta la coherencia interna del Corán como prueba de su origen divino:

"¿Acaso no reflexionan en el Corán y sus significados? Si no procediera de Allah encontrarían en él numerosas contradicciones"(Corán 4:82). 

Una persona que está familiarizada con las incoherencias internas de la Biblia, por ejemplo, puede apreciar la esencia de este argumento. A diferencia de otros textos religiosos, las enseñanzas del Corán sobre Allah, Moisés, Jesús, el mal, Satanás y la vida después de la muerte son armoniosas y consistentes internamente.



Notas de pie:

[1] Sahih Al Bujari.

[2] http://www.britannica.com/biography/Heraclius-Byzantine-emperor

Examen y navegación rápida
Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.