Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Carne de la Gente del Libro (parte 1 de 2)

Descripción: Dos lecciones que arrojarán luz sobre las normas y reglamentos islámicos para las carnes sacrificadas y las prácticas predominantes en los mataderos occidentales, y proporcionarán orientación sobre dónde comprar carne.

PorImam Kamil Mufti (© 2015 IslamReligion.com)

Publicado el23 May 2019 - Última modificación21 May 2017

Impreso: 3 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 186 (Promedio diario: 2)

Categoría: Lecciones > Estilo de vida, valores morales y prácticas islámicas > Leyes alimentarias


Objetivos:

· Entender la importancia de aprender las regulaciones islámicas sobre la alimentación.

· Comprender los aspectos del procedimiento islámico para el sacrificio y la sabiduría que hay detrás de las reglas islámicas para sacrificar los animales.

Términos árabes:

· Qiblah: La dirección hacia donde uno se orienta durante las oraciones formales.

· Halal: Permitido.

La importancia de aprender las regulaciones islámicas sobre la alimentación

Meat-of-the-People-of-the-Book-(part-1-.jpgPara un musulmán, hay mucha confusión en torno a la cuestión de los alimentos y las carnes que se venden en las tiendas de comestibles y que se comen en los restaurantes de Occidente. La cuestión del sacrificio de animales no es un asunto mundano en el que un individuo pueda actuar como desee, sino que se considera un acto de adoración. El Mensajero de Allah (que la misericordia y las bendición de Allah sean sobre él) dijo:

“Quien reza nuestra oración, se orienta hacia nuestra qiblah y come nuestros animales de sacrificio, es un creyente que está bajo la protección de Allah y de Su Mensajero”[1].

Este hadiz del Mensajero de Allah es claro: el sacrificio de animales ocupa un lugar importante en el Islam. El Profeta contaba el sacrificio de animales con la oración y orientarse a la qiblah.

Dos categorías de alimento

Vegetales y frutos

Naturalmente, ni las frutas ni las verduras tienen regulaciones especiales para el sacrificio. Por consenso de los eruditos, son halal y permisibles, independientemente de quién los haya cultivado o poseído, siempre y cuando estén sanos y a salvo de impurezas. Por lo tanto, un musulmán puede comerlos, aunque provengan de personas de otras religiones.

La carne animal se divide a su vez en dos categorías: mariscos y animales terrestres.

Alimentos del mar

Por acuerdo de los eruditos, los mariscos son halal en general, independientemente de dónde se hayan criado o quién los haya capturado. Dado que el pescado no requiere procedimientos especiales de sacrificio, se considera lícito. Esto incluye camarones y langostinos, según la gran mayoría de los estudiosos. Algunas excepciones son:

- Cocodrilos.

- Ranas.

- Nutrias y tortugas (pero son halal después de sacrificarlas).

Carnes prohibidas de animales domésticos

Es permitido comer la carne de un animal salvaje (es decir, no domesticado) si se cumplen los requisitos de la caza.

Se permite la carne de animales domésticos con la condición de que hayan sido sacrificados de acuerdo con las directrices islámicas. Si cae en una de las categorías mencionadas en el versículo siguiente, queda prohibido:

“Les es prohibido [comer] la carne del animal muerto por causa natural, la sangre, la carne de cerdo, el animal que haya sido sacrificado invocando otro en lugar de Allah...” (Corán 5:3).

Ibn 'Abbas reportó que el Mensajero de Allah prohibió comer de todos los animales carnívoros que tienen colmillos que están hechos para desgarrar carne (es decir, bestias de presa, como perros y zorros), y todas las aves que tienen garras (como águilas y halcones)[2].

Elementos del procedimiento islámico para el sacrificio

·       Lo que debe ser cortado:

- Dos venas yugulares (vasos sanguíneos largos del cuello).

- La garganta (canal para respirar; tráquea).

- El esófago (tubo para el paso de alimentos y agua; garganta).

·       Se permite cualquier instrumento capaz de hacer sangrar al animal, ya sea de acero, hierro, piedra afilada o madera, excepto hueso, diente o clavo. El instrumento debe estar afilado. Se desaconseja el uso de un instrumento contundente para que el animal no se angustie o sufra innecesariamente.

Sabiduría detrás de las reglas islámicas del sacrificio

La sabiduría de las reglas islámicas para el sacrificio es tomar la vida del animal de la manera más rápida y menos dolorosa; los requisitos de usar un instrumento afilado y de cortar la garganta se relacionan con este fin. Está prohibido cortar la garganta usando dientes o uñas, ya que esto causará dolor al animal y es probable que lo estrangule. El Profeta recomendó afilar el cuchillo y tranquilizar al animal, diciendo: "Allah ha ordenado la bondad en todo, y cuando sacrifiques, hazlo de la mejor manera, afilando primero el cuchillo y tranquilizando al animal"[3].

¿Pronunciar Bismillah es un prerrequisito?

Primero, esta práctica se opone a la práctica de los idólatras antes del Islam, quienes mencionaban los nombres de sus ídolos inexistentes mientras sacrificaban animales.

Segundo, los animales, como los seres humanos, son criaturas de Allah y son seres vivos. Por lo tanto, es importante decir "Bismillah" antes de quitarle la vida a uno de estos animales, ya que esta práctica equivale a obtener el permiso de Allah. Mencionar el nombre de Allah mientras se sacrifica el animal es una declaración de este permiso divino, como si el que está sacrificando el animal dijera: "Este acto mío no es un acto de agresión contra el universo ni de opresión a esta criatura, sino que en el nombre de Allah sacrifico, en el nombre de Allah cazo, y en el nombre de Allah me alimento".

Según la mayoría de los eruditos musulmanes, es necesario pronunciar Bismillah, ya que de lo contrario la carne queda prohibida. Esto se basa en las aleyas 6:121; 5:4; 22:34; 22:36; 6:138; 6:119. El Profeta dijo: "Así que sacrifiquen en el nombre de Allah"[4].

¿Quién está calificado para sacrificar?

Un musulmán, un judío o un cristiano están calificados para realizar el sacrificio. Según la gran mayoría de los eruditos, la carne sacrificada por un judío o un cristiano debe cumplir los mismos criterios que la de un musulmán. Si no cumple con estos criterios, entonces la carne será considerada de un "animal muerto" o algo similar.

Objeción común

Algunas personas dicen que mientras la Gente del Libro considere que lo que mataron (por choque eléctrico, etc.) es halal y lo consideren permisible en su religión, es halal para los musulmanes.

Es incorrecto porque:

(a)  Allah nos ha prohibido un animal que ha sido estrangulado o asfixiado hasta la muerte (por ejemplo, atando una cuerda), o golpeado hasta la muerte por un garrote como se indica en el Corán 5:3, y todos los eruditos musulmanes están de acuerdo en su prohibición. Por lo tanto, un animal sacrificado por un judío o cristiano sin el debido procedimiento se considerará prohibido y la carne se prohibirá al igual que la carne de los cerdos, y no hay ninguna diferencia si es un musulmán quien estrangula o la golpea al animal hasta la muerte o es otra persona. Según el Corán 5:3 está prohibido.

(b)  La carne de cerdo es consumida por los cristianos, pero ningún erudito la considera permisible. Del mismo modo, se prohíbe la carne de un animal que haya sido matado por un judío o cristiano rompiéndole el cuello o de cualquier otra forma que no cumpla con los criterios islámicos de sacrificio. ¿Por qué? Debido a que todos ellos ―la carne de cerdo, carroña, un animal estrangulado o golpeado hasta la muerte― han sido prohibidos por Allah en el mismo versículo del Corán (5:3). El versículo no hace distinción entre el cerdo, un animal muerto por estrangulamiento, aturdido/electrocutado, golpeado hasta la muerte o cuya cabeza sea aplastada.



Notas de pie:

[1] Sahih Al Bujari.

[2] Sahih Al Bujari, Sahih Muslim.

[3] Sahih Muslim.

[4] Sahih Al Bujari.

Examen y navegación rápida
Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.