Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Por qué y cómo aprender el Corán (parte 1 de 2)

Descripción: La primera lección sobre el aprendizaje del Corán resalta la importancia de vincularse con el Libro de Allah.

PorImam Kamil Mufti (© 2015 IslamReligion.com)

Publicado el23 May 2019 - Última modificación02 Nov 2015

Impreso: 3 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 170 (Promedio diario: 1)

Categoría: Lecciones > El Noble Corán > Entendiendo el Corán


Objetivos

· Valorar que el Corán es la bendición de Allah y aprender algunas cualidades del Corán.

· Comprender que el Corán es tan vigente hoy como cuando fue revelado.



Algunas de las cualidades del Corán


1. ¿Por qué y cómo aprender el Corán? "Cuando les llegue de Mí una guía, quienes la sigan no habrán de sentir temor ni tristeza" (Corán 2:38). El Corán es la mayor bendición de Allah para usted. Es el cumplimiento de Su promesa a Adán y a sus descendientes. 

2. Es el único medio de dominar el miedo y la ansiedad. Es la única "luz" (nur), mientras andamos tanteando en las tinieblas, con la que podemos encontrar el camino hacia el éxito y la salvaciónEs la única sanación (shifa') para las enfermedades del alma, así como para los males sociales que nos rodean. El Profeta Muhammad dijo,

"El Corán es un intercesor y su intercesión es aceptada y su alegato es creído. Quien lo siga, lo conduce al Paraíso; y quien lo coloque detrás de él será arrastrado al Fuego"[1].

3.    El Profeta Muhammad dijo: "Debes dedicarte al recuerdo de Allah y a la recitación de Su Libro, porque es luz para ti en la tierra y (un medio por el cual) serás mencionado en los Cielos"[2].

El Corán es un recordatorio constante de nuestra verdadera naturaleza y destino, de nuestra posición, nuestros deberes, nuestras recompensas, los peligros que existen. Más que nada, es la única manera de acercarse cada vez más a nuestra Creador. Nos habla de Él, de Sus atributos, de cómo gobierna sobre el cosmos y la historia, de cómo Se relaciona con nosotros, y de cómo debemos relacionarnos con Él, cómo relacionarse con uno mismo, con nuestros semejantes y con otras criaturas.

Las recompensas que nos esperan aquí son seguramente muchas, y en el Más Allá se incrementarán; pero lo que nos espera al final del camino, lo promete Allah en el hadiz qudsi: 

"Lo que ningún ojo ha visto, ningún oído lo ha escuchado, y ningún corazón ha concebido jamás".  Abu Hurairah añadió: "Lean si quieren: 'Nadie sabe la alegría que les espera [a los creyentes] como recompensa por sus obras'" (Corán 32:17)[3].

El Corán sigue tan vigente hoy como cuando fue revelado

La guía del Corán, por su propia afirmación, tiene una relevancia eterna para todas las personas, ya que es la palabra del Dios Eterno. El Corán, la guía eterna del Dios Viviente, es tan vigente para nosotros hoy como lo era hace 14 siglos, y seguirá siéndolo para siempre. La palabra del Dios Viviente ha sido enviada para guiar a los seres humanos en todos los tiempos venideros.

Para que esta afirmación sea confirmada, debe ser posible para nosotros recibir, experimentar y entender el Corán como lo hicieron sus primeros destinatarios, al menos hasta cierto punto. En otras palabras, a pesar de la trascendencia histórica de la revelación en un idioma en particular y en un momento y lugar en particular, debemos ser capaces de comprender el Corán ahora porque su mensaje es eterno. 

Para aquellos que lo escucharon por primera vez de los labios del Profeta, el Corán era una realidad viva. No tenían ninguna duda de que, a través de él, Allah les hablaba. Sus corazones y mentes fueron capturados por ello. Las lágrimas fluían de sus ojos y sus cuerpos temblaban. Lo encontraron profundamente importante para sus asuntos y experiencias, y lo integraron plenamente en sus vidas. Fueron completamente transformados por él. Como resultado, aquellos que pastoreaban ovejas y arreaban camellos se convirtieron en los líderes de la humanidad.

Hoy tenemos el mismo Corán con nosotros. Aunque hay millones de copias en circulación, debido a que ya no leemos el Corán como una realidad viviente, nuestros ojos permanecen secos, nuestros corazones permanecen inmóviles, nuestras mentes permanecen impasibles, y nuestras vidas permanecen inalterables. ¿Puede el Corán ser una fuerza viva, relevante y tan poderosa para nosotros hoy como lo era hace 1.400 años? Esta es la pregunta más crucial que debemos responder si queremos dar forma a nuestro destino de nuevo bajo la guía del Corán. 

¿Cómo lo hacemos? La respuesta es simple. Estudiando y aprendiendo el Corán entrando en el mundo del Corán considerando que Allah nos está hablando a través de él en este momento, y cumpliendo las condiciones necesarias para tal tarea. Solo centrando nuestras vidas en el Corán, los musulmanes encontraremos el significado de nuestra existencia o encontraremos dignidad en este mundo. Más importante aún, sin hacer énfasis en aprender el Corán, nunca complaceremos a nuestro Creador y Señor.

Hacer de su mensaje una parte real de nuestras vidas, como lo fue para los primeros creyentes y con la misma relevancia apremiante y profunda para todos nuestros asuntos y experiencias actuales.

Las bendiciones del Corán son ilimitadas, pero la medida de su obtención depende enteramente de la capacidad y la idoneidad de la recepción que usted le brinde. Por lo tanto, desde el principio, sea plenamente consciente de lo que el Corán significa para usted y lo que exige de usted.

En conclusión, cada musulmán tiene el deber de dedicarse a leer, comprender y memorizar el Corán. La próxima lección se centrará en cómo aprender el Corán.


Notas de pie:

[1] Ibn Hibban.

[2] Targhib wa Tarhib.

[3] Bujari, Muslim.

Examen y navegación rápida
Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.