Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Invitando a los no musulmanes al camino correcto (parte 2 de 3): Primero el Tawhid                         

Descripción:  Invitar a la gente a creer en la Unicidad de Allah buscando un terreno en común.

PorAisha Stacey (© 2015 NewMuslims.com)

Publicado el11 May 2019 - Última modificación10 Feb 2015

Impreso: 3 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 213 (Promedio diario: 2)

Categoría: Lecciones > Actos de adoración > Diversas acciones recomendables


Objetivos:

·       Comprender que el Tawhid es la base del Islam y, por ende, la piedra fundamental de la dawah

Términos árabes:

·       Tawhid: La Unidad y Unicidad de Allah con respecto a Su Señorío, Sus nombres y atributos, y Su derecho a ser adorado.

·       Sahabah (plural de sahabi): Se traduce como "compañeros". Un sahabi, como se utiliza comúnmente la palabra en la actualidad, es alguien que vio al Profeta Muhammad, creyó en él y murió como musulmán.  

·       Surah: Sura, capítulo del Corán. 

·       Sunnah: La palabra Sunnah tiene varios significados según el área de estudio; sin embargo, el significado que generalmente se le atribuye es: palabras, acciones y aprobaciones del Profeta. 

·       Dawah: A veces escrito como Da’wa. Significa llamar o invitar a otros al Islam

·        Din: La forma de vida basada en la revelación islámica, la suma total de la fe y la práctica del musulmán. Din a menudo se usa para referirse a la fe o la religión del Islam. 

Cuando explicamos el mensaje del Islam, lo más importante a recordar es el Tawhid. Debe ser la base de cualquier explicación relacionada con el din. El Tawhid es el fundamento mismo del Islam y, sin duda, nuestras conversaciones deben emanar de este importante principio. El Corán enfatiza que cada Mensajero enviado por Allah comenzó invitando a su gente al Tawhid

“Envié a cada nación un Mensajero [para que los exhortara a] adorar a Dios y rechazar la idolatría...” (Corán 16:36).

“No envié en el pasado a ningún Mensajero, excepto que recibiera la misma revelación que tú: 'Nada ni nadie merece ser adorado excepto Yo, ¡Adórenme solo a Mí!'" (Corán 21:25).

“Envié a Noé a su pueblo. Les dijo: '¡Oh, pueblo mío! Adoren solamente a Dios, pues no existe otra divinidad salvo Él. Temo que los azote un castigo terrible [si continúan en la idolatría]'” (Corán 7:59).

De acuerdo con los sabios del pasado y del presente, cualquier llamado al Islam que no comience por el Tawhid va directo al fracaso. El Profeta Muhammad ordenaba a los sahabah que predicaran el Tawhid cuando los enviaba a diversas comunidades. A aquellos que envió a Yemen les dijo: "Se dirigen a la Gente del Libro, por eso, que el Tawhid de Allah sea lo primero a lo que los invitan"[1].

El título "Gente del Libro" hace referencia a judíos y cristianos, aquellos a quienes se les dieron escrituras sagradas como guía antes de que fuera revelado el Corán. A veces es más fácil comenzar una conversación sobre Islam con judíos o cristianos porque ellos ya creen en Dios. El Corán está lleno de alusiones e historias que ellos comparten y que ya tienen en sus libros. Por ejemplo, se pueden mencionar las suras del Corán que llevan el nombre de gente reconocible como Mariam (María, sura 19), Ibrahim (Abraham, sura 14) o Yusuf (José, sura 12).    

El Corán instruyó al Profeta Muhammad para que invitara a la Gente del Libro al Islam, y él en su Sunnah aclaró la relación entre todos los profetas y mensajeros de Allah. 

“Di: '¡Oh, Gente del Libro! Convengamos en una creencia común: No adoraremos sino a Dios, no Le asociaremos nada y no tomaremos a nadie como divinidad ante Dios'" (Corán 3:64).

 “Debatan con la Gente del Libro con buenas maneras, excepto con aquellos que cometen injusticias. Digan: 'Creemos en lo que nos ha sido revelado a nosotros, así como en lo que les fue revelado a ustedes. El Dios de ustedes y nuestro Dios es uno, y a Él entregamos nuestra voluntad [como musulmanes]'" (Corán 29:46).

“Yo soy el más cercano de toda la gente al hijo de María, y todos los Profetas son hermanos, y no hay nadie entre él y yo (o sea, no hay ningún Profeta entre Jesús y yo)"[2].

“Si alguien cree en Jesús y luego cree en mí, tendrá el doble de recompensa"[3].

La gente que no tiene conocimiento sobre ninguna de las tres religiones monoteístas, como los budistas, requieren de guías diferentes. Es responsabilidad de la persona que hace dawah tener un entendimiento básico de las creencias de las personas a quienes se dirige. El budismo, por ejemplo, es un modo de vida, pero no en el mismo sentido del Islam. Puesto de forma simple, el budismo, como otras tantas religiones orientales, tiene un concepto de que la persona que hace el bien logrará cualidades divinas. Por otro lado, los hinduistas creen en un Dios Supremo que convive con otros, y otras religiones ocultas como el zoroastrismo y los Baha'i lo hacen también. Sin embargo, no es deseable hablarle a otro con soberbia como si conociéramos más que ellos de su propia religión; es importante recordar esto, sea verdad o no. Recuerde, no debemos ofender a los demás o sin querer comenzar una discusión. Podemos encontrar más información sobre otras creencias en nuestra página web www.islamreligion.com/es.

Si una persona tiene una fuerte creencia en Dios o un Ser Supremo sin nombre, responsable de la creación, es posible enseñarles que el Dios a quien llamamos Allah es el mismo Dios al que ellos mencionan con otros nombres, como Elohim o Yahveh; pero es crucial aclararles que nosotros creemos que Él no tiene copartícipes o asociados y que no le damos atributos divinos a nada en la creación excepto a Él. Creemos que hay una marcada diferencia entre el Creador y la creación, y que todo afuera de Dios es Su creación.   

Es imperativo que la gente comprenda que el Islam fue revelado para toda la humanidad, no solo para un grupo étnico o raza. A veces la gente quiere encontrar sentido a sus vidas, y el Islam da una respuesta bien clara a esa pregunta. Hemos sido creados para reconocer y adorar solo a Dios, y obedecerlo en todo asunto.   

 “No he creado a los yinnes [genios] y a los seres humanos sino para que me adoren.” (Corán 51:56)

Aquel que cree en cualquier divinidad es un teísta, y aquellos que no lo hacen son llamados ateos. Las dos posiciones son opuestas; los ateos no creen en ningún ser supremo; creen, por el contrario, que el mundo sería un mejor lugar si fuera gobernado por ideologías hechas por el hombre, como el comunismo o el capitalismo. En ese caso, no hay un marco ideológico sobre el cual comenzar un intercambio sobre la religión del Islam. Recuerda que el punto de partida de la dawah es invitar a la gente a creer en Un solo Dios: Allah. Siguiendo el ejemplo del Profeta Muhammad, debemos empezar invitando al Tawhid, y hacerlo apelando a la razón.

Podemos observar claramente y llamar la atención al hecho de que todo en el universo funciona meticulosamente y de una manera bellamente trabajada; la salida y puesta del sol, el cambio de las estaciones, y el orden delicadamente balanceado que es el nacimiento, el crecimiento y la vejez. Esta uniformidad en las leyes del universo apunta a la existencia de un Creador, y resulta interesante que los ateos que aceptan el mensaje frecuentemente lo hacen a través de la creencia en Dios como un Ser Supremo. Convencer a la gente de que ese Dios Creador es digno de alabanza debería ser el próximo paso. 

En la tercera y última lección veremos cómo entregar el mensaje a personas específicas, sobre todo a miembros de la propia familia. 



Notas de pie:

[1] Sahih Bujari.

[2] Sahih Bujari.

[3] Sahih Bujari.

Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.

Más lecciones en el mismo nivel8