Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Sinceridad en la adoración: Ijlás vs. Riiá (parte 2 de 2)

Descripción: Una discusión de cómo el riiá puede meterse en nuestra adoración y quitarle toda sinceridad. 

PorAisha Stacey (© 2014 NewMuslims.com)

Publicado el11 May 2019 - Última modificación23 Feb 2015

Impreso: 3 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 167 (Promedio diario: 1)

Categoría: Lecciones > Actos de adoración > Diversas acciones recomendables


Objetivo:

·       Entender el concepto de riiá y cómo evitar que arruine nuestra adoración y nuestra relación con Allah.

Términos árabes:

·       Ayat (singular: ayah): Esta palabra puede tener muchos significados. Casi siempre se utiliza cuando se habla de pruebas provenientes de Allah. Estas incluyen evidencias, versículos, señales y revelaciones.

·        Dunia: Este mundo, como contraparte del mundo del Más Allá.

·        Hadiz (plural: ahadiz): Es un relato o una historia. En el Islam se refiere a un registro narrativo de los dichos y acciones del Profeta Muhammad y sus compañeros.

·        Hadiz Qudsi: Es la narración (hadiz) de un mensaje de Allah, transmitido en las palabras del Profeta Muhammad; usualmente trata sobre temas espirituales o éticos.

·       Ihsan: Perfección o excelencia. Islámicamente, es adorar a Allah como si uno Lo estuviera viendo. Aunque uno no ve a Allah, es consciente de que Allah lo ve todo.

·       Ijlás: Sinceridad, pureza o retraimiento. Islámicamente, denota purificar nuestras motivaciones e intenciones para buscar la complacencia de Allah. También, es el nombre del capítulo 112 del Corán.

·       Riiá: Proviene de la palabra ra'a, la cual significa ver, observar. De esta manera, la palabra riiá connota ostentación, hipocresía y simulación. Islámicamente, riiá es realizar acciones que son agradables para Allah, pero con la intención de complacer a otro que no sea Él.

·       Sahabah (plural de sahabi): Se traduce como "compañeros". Un sahabi, como se utiliza comúnmente la palabra en la actualidad, es alguien que vio al Profeta Muhammad, creyó en él y murió como musulmán.

·       Sharíah: Ley islámica.

·        Shaitan: Es la palabra usada en el Islam y en el idioma árabe para referirse al demonio o Satanás, la personificación del mal.

·       Shirk: Palabra que implica asociar copartícipes con Allah o conferir atributos divinos a otro que no sea Allah; o creer que la fuente de poder, daño y bendiciones viene de otro distinto de Allah.

·        Surah: Sura, capítulo del Corán.

·        Ummah: Se refiere a la comunidad musulmana en su totalidad, independientemente de su color, raza, idioma o nacionalidad.

Ijlás implica que nuestro corazón es puro y que solo adoramos a Allah para complacerlo. En la lección 1 establecimos que para que las acciones del creyente sean aceptadas por Allah, deben ser realizadas con Ijlás; también, deben ser precedidas por la intención correcta, y ser realizadas de acuerdo a la Sharíah. Continuaremos hablando de aquello que contradice o corrompe nuestro Ijlás, por ejemplo, el riiá. Este último es, de hecho, una forma de shirk menor, nos hace concentrarnos en obtener la admiración y el aprecio de la gente en vez de buscar complacer a Allah. 

       Un gran sabio musulmán dijo: “Ciertamente, lo más difícil de lograr en este mundo es el Ijlás. ¡Cuántas veces traté de extinguir el riiá (aparentar) de mi corazón y volvió a aparecer con un color diferente!"[1]. Resulta claro de estas palabras que incluso aquellos más educados deben esforzarse para ser sinceros y evitar el riiá. Y es, sin duda, algo que debemos evadir; el Profeta Muhammad dijo que era lo que más temía para su Ummah. “Ciertamente lo que más temo para ustedes es el shirk menor”, dijo. Los sahabah le preguntaron: “¿Y qué es el shirk menor, oh, Mensajero de Allah?”. Respondió: “Es el riiá. Allah le dirá a la gente de riiá en el Día del Juicio ―cuando todos serán recompensados por sus acciones―: ‘¡Vayan a aquellos delante de quienes hicieron sus acciones pretensiosas en la dunia, y vean si consiguen alguna recompensa de su parte!’”[2].

Hay también un hadiz qudsi en el cual Allah dice: “Soy Independiente de todos los asociados [que Me atribuyen]. Aquel que realice una acción mientras Me asocia copartícipes, lo dejaré a él y a su shirk[3]. El riiá puede ser definido como la realización de una acción con la intención de complacer a algo o alguien fuera de Allah. Es una forma de shirk y algo que debemos temer, porque es fácil caer en él sin darnos cuenta.

Nuestras buenas acciones y obras pueden quedar anuladas por el riiá. Tomemos el ejemplo de un hombre que tiene $100 que quiere entregar en caridad. Comienza su acción con un corazón puro y sincero y dona $50, pero luego se le ocurre la idea de mostrar cuán rico es, por lo cual hace que todos vean que dona los otros $50. Es posible que Allah rechace la segunda acción como acto caritativo porque estaba mezclado con el deseo de aparentar ante los demás. Sin embargo, si la idea de mostrarse hubiese aparecido luego de haber entregado todo el dinero, no le afectaría ni invalidaría su recompensa.

Habiendo dicho esto, es importante recalcar que no es arrogancia o apariencia el estar contento luego de hacer un acto de adoración. Esto es una señal de fe. El Profeta Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Aquel que se siente feliz por su buena obra y triste por su mala obra, es un creyente”[4]. Además, si la gente nos felicita por una buena acción, no es algo de que avergonzarse o temer, es una porción de las buenas nuevas del Más Allá. Le preguntaron al Profeta Muhammad: “¿Qué opinas si alguien hace una buena acción y la gente lo felicita por ello?” Dijo: “Eso es una porción de las albricias para el creyente que recibe en este mundo” [5].

Hay algunas cosas a las cuales conviene prestar atención para evitar cualquier riiá que pueda meterse en nuestra adoración.

·       Ten presente el concepto de Ihsan. Allah siempre está observando.

·       Oculta tu acto de adoración o haz un esfuerzo consciente de no mostrarlo de forma evidente.

·       Reflexiona sobre tus defectos y tus logros. Recuerda que solo Allah es la fuente de nuestros frutos.

·       Busca la ayuda de Allah para superar cualquier riiá en la adoración.

·       Reflexiona en la ayah que decimos muchas veces en nuestras oraciones: “… solo a Ti te adoramos y solo de Ti imploramos ayuda” (Corán 1:5).

Otro punto importante a considerar es que no debemos abstenernos de hacer buenas acciones por miedo al riiá. Esa es una de las trampas de Shaitán, él trata de debilitar la determinación de las personas para que eviten hacer cosas que Allah ama y con las que Se complace. Si formamos con cuidado la intención de solo complacer a Allah, eso nos asegurará que el riiá no se meta en nuestra adoración.

En conclusión, debemos recordar que la sinceridad en la adoración es importante. Los creyentes deben tratar de tener un corazón puro y la intención de complacer a Allah en todo lo que hacen.


Notas de pie:

[1] Yami ul Ulum wal Hikam, de Ibn Rayab Al Hanbali.

[2] Imam Ahmad.

[3] Sahih Muslim.

[4] Imam Ahmad, Ibn Mayah.

[5] Sahih Muslim.

Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.

Más lecciones en el mismo nivel8