Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Los que recibirán sombra cuando no haya sombra alguna (parte 1 de 2): La misericordia de Allah se manifiesta

Descripción: Introducción a los siete grupos de personas que estarán bajo la sombra en el Día del Juicio, y una visión más detallada de los primeros tres de ellos.

PorAisha Stacey (© 2014 NewMuslims.com)

Publicado el10 May 2019 - Última modificación23 Feb 2015

Impreso: 3 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 161 (Promedio diario: 1)

Categoría: Lecciones > Creencias islámicas > El Más Allá


Objetivo:

·       Entender las acciones que empujarán a las personas hacia los grupos que recibirán sombra en el Día del Juicio.

Términos árabes:

·       Hadiz (plural: ahadiz): Es un relato o una historia. En el Islam se refiere a un registro narrativo de los dichos y acciones del Profeta Muhammad y sus compañeros.

·       Ayat (singular: ayah): La palabra ayat puede tener muchos significados. El más utilizado es cuando hablamos de señales provenientes de Allah. Estas incluyen evidencias, versículos, lecciones, pruebas y revelaciones.

·       ShaitanEs la palabra utilizada en el Islam y en el idioma árabe para referirse al demonio o Satanás, la personificación del mal.

ThoseShaded01.jpgEn el Día del Juicio, el sol bajará. El Profeta Muhammad nos informó que “el sol se acercará a la Tierra hasta que esté a solo un kilómetro de distancia, y la gente transpirará de acuerdo con el nivel de sus obras…”[1]. La gente estará de pie, todos juntos, temerosos y sufriendo los efectos del calor. Para unos pocos afortunados, la duración del sufrimiento se sentirá como segundos; para otros, se sentirá como si hubieran estado de pie bajo los abrazadores rayos del sol durante media vida o más. Las lecciones tituladas “Eventos del Día del Juicio”[2] describen con más detalle lo que experimentará la gente en ese día. Mencionan brevemente que hay siete tipos de personas que estarán bajo la sombra del Trono de Allah. En estas lecciones examinaremos estos grupos de personas con más detalles.

El Profeta Muhammad habló con sus seguidores sobre el Día del Juicio. Él quería que nosotros, quienes lo seguimos hoy día, estuviéramos preparados para lo que vendrá. En un hadiz famoso y muy citado, él nos recordó la misericordia infinita de Allah y los siete tipos de personas que estarán serenamente bajo la sombra en el Día del Juicio.

“Allah les dará sombra a siete [personas] en el día en el que no habrá más sombra que la Suya (de Su Trono): un gobernante justo, un joven que creció en la adoración de Allah, un hombre cuyo corazón está unido a las mezquitas; dos que se amaron por la causa de Allah, reuniéndose por ello y separándose por ello; un hombre que es llamado por una mujer de belleza y posición [para tener relaciones sexuales ilícitas], pero le responde diciéndole: ‘Temo a Allah’; un hombre que da en cariad y lo oculta, de modo que su mano izquierda no sabe lo que su mano derecha ha dado; y, finalmente, un hombre que recordó a Allah en privado y lloró”[3].

Antes de continuar, vale la pena mencionar que, en la mayoría de las circunstancias, cuando un "hombre" es mencionado en el Corán y en los ahadiz, se refiere tanto a hombres como a mujeres, excepto cuando mujeres y hombres son tratados por separado y de manera específica.

1.     Un gobernante justo

La justicia es un concepto fundamental en el Islam, junto con la tolerancia, el perdón y el respeto. Justicia significa darle a cada persona los derechos que le corresponden, al creyente y al incrédulo, al pariente y al extraño, al amigo y al enemigo. Este es un concepto que todo musulmán debe aplicar, no solo el gobernante. Dios subraya la justicia, y el Islam condena todas las formas de injusticia y de opresión.

“… Que el rencor que sienten no los conduzca a obrar injustamente. Sean justos y equitativos, porque eso es lo más cercano a la piedad” (Corán: 5:8).

“… Dios no oprime a ninguna de Sus criaturas” (Corán 3:108).

Ser justo puede poner al gobernante bajo mucha presión, debe tener cuidado con sus propias intenciones y actos, y también tiene cierta responsabilidad por las acciones tomadas bajo su autoridad.

2.     Un joven que creció en la adoración de Allah

Los jóvenes son los más enérgicos y entusiastas. Tienen entusiasmo por la vida y miran hacia el futuro, planifican y sientan las bases para una vida larga y fructífera. Su vivacidad y su celo son grandes bendiciones de Allah, y quienes usan esta época de su vida sabiamente para adquirir conocimiento de Allah y realizar actos que quizás no podrán hacer más tarde en la vida, serán recompensados. Entre sus recompensas estará el recibir sombra en el Día en el que no habrá sombra. Sin embargo, la juventud también es el momento en que una persona es más vulnerable a las tentaciones de la vida y a los trucos de Shaitan. Hay muchas distracciones mundanas dirigidas en específico hacia los jóvenes, por lo que deben mantenerse enfocados en la recompensa y no dejarse engañar por todo lo que brilla y no tiene sustancia.

Se nos recuerda esto en otro hadiz en el que el Profeta Muhammad dijo: “Aprovechen cinco asuntos antes que [lleguen] otros cinco: su juventud antes de que se hagan viejos; su salud antes de que caigan enfermos, su riqueza antes de que sean pobres, su tiempo libre antes de que estén muy ocupados, y su vida antes que mueran”[4].

3.     Un hombre cuyo corazón está unido a las mezquitas

Una vez más, hay grandes recompensas por orar en la mezquita. En varios ahadiz se nos recuerda esto. Una persona que reza en la mezquita recibe 27 veces más recompensas que si reza en casa[5]. El Profeta Muhammad le dijo a alguien: “Una persona no da un paso hacia la mezquita sin que, por causa de ello, sea elevado en rango y le sea retirado un pecado. Luego, cuando ora en la mezquita, los ángeles no dejan de suplicar por él mientras permanece en su lugar de oración, diciendo: ‘¡Oh Allah! Bendícelo. ¡Oh Allah! Ten misericordia de él’”[6].

Esto no quita el hecho de que, para los creyentes, la Tierra entera ―con muy pocas excepciones― es su lugar de oración[7]; sin embargo, la mezquita es el corazón de la comunidad. No solo es un lugar de adoración, sino también un lugar de reunión, un instituto educativo, un sitio de actividades sociales y un lugar de descanso.

4.     Dos que se aman por la causa de Allah, encontrándose y separándose por ello

Amarse unos a otros por la causa de Allah es otra forma de complacer a Allah, reunir recompensas y vivir de acuerdo a los conceptos integrales del Islam. Significa que una persona ama a otra por su piedad. No importa si la otra persona es rica o pobre, cuál es su nacionalidad ni el color de su piel. No importa cómo vistan ni dónde vivan, lo importante es su apego a Allah y al Islam. Un creyente es tolerante de las diferencias y respeta a los demás. Amar a una persona porque esta ama a Allah es amar por la causa de Allah.



Notas de pie:

[1] Sahih Muslim y Abu Dawud.

[3] Sahih Al Bujari Sahih Muslim.

[4] Imam Ahmad.

[5] Sahih Al Bujari, Sahih Muslim.

[6] Sahih Al Bujari.

[7] Ibid.

Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.

Más lecciones en el mismo nivel7