Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Los derechos de los vecinos en el Islam (parte 1 de 2): El trato amable hacia los vecinos

Descripción: Una mirada a cómo el Profeta Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) y los sahabah trataban a sus vecinos.

PorAisha Stacey (© 2014 NewMuslims.com)

Publicado el10 May 2019 - Última modificación23 Feb 2015

Impreso: 8 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 320 (Promedio diario: 1)

Categoría: Lecciones > Interacción social > La comunidad musulmana


Objetivos:

·       Ver y comprender cómo las relaciones de vecindad se reflejan en la comunidad en general.

·       Entender que los buenos vecinos y la preocupación por los vecinos son bendiciones de Allah, y deben mantenerse y nutrirse.

·       Comprender que la preocupación por los vecinos es para todos los vecinos, no solo para los de la misma raza, etnia o religión.

Términos árabes:

·       Hadiz (plural: ahadiz): Es un relato o una historia. En el Islam se refiere a un registro narrativo de los dichos y acciones del Profeta Muhammad y sus compañeros.

·       Sunnah: La palabra Sunnah tiene varios significados según el área de estudio; sin embargo, el significado que generalmente se le atribuye es: palabras, acciones y aprobaciones del Profeta.

·       Sahabah (plural de sahabi): Se traduce como "compañeros". Un sahabi, como se utiliza comúnmente la palabra en la actualidad, es alguien que vio al Profeta Muhammad, creyó en él y murió como musulmán.

The Rights of Neighbours in Islam 1.jpgEn un hadiz auténtico, el trato bueno y amable hacia los vecinos está vinculado a la creencia en Allah y a los principios del Islam. El Profeta Muhammad dijo que: “Para quien cree en Allah y en el Día del Juicio, es fundamental no dañar a sus vecinos…”. De ese modo, podemos entender que los derechos de los vecinos tienen un estatus elevado en el Islam. De hecho, la amada esposa del Profeta Muhammad, Aisha, narró en otro hadiz que el ángel Gabriel fue tan insistente en que se respetaran los derechos de los vecinos, que el Profeta Muhammad se preguntó si les serían otorgados derechos de herencia a los vecinos cercanos.

A los sahabah se les recordó constantemente, tanto con palabras como con hechos, que Allah y Su Mensajero dieron gran importancia a la consideración y el trato amable hacia los vecinos. El Profeta Muhammad tuvo una vez un vecino que lo insultaba y lastimaba a cada oportunidad. Cuando pasaron unos días y el Profeta no se encontró con el hombre, lo visitó, pues estaba preocupado de que su vecino pudiera estar enfermo o necesitara ayuda. Así es como el Profeta Muhammad trató a sus vecinos, incluso a aquellos que no eran sus hermanos o hermanas en el Islam. Un buen vecino es aquel que garantiza comodidad, seguridad y protección, independientemente de la etnia o religión de sus vecinos. Las relaciones comunitarias son muy importantes y deben poder trascender las barreras percibidas, como la raza, la religión o la afiliación política.

La sociedad musulmana, en particular la que se estableció en la ciudad de Medina, puso gran énfasis en la cohesión comunitaria. Si un miembro de la comunidad sufre, entonces toda la comunidad está en riesgo. En el pasado, los vecinos y los miembros de la comunidad en general dependían unos de otros en tiempos de conflicto o calamidad. Esto no está lejos de situaciones en las que nos encontramos hoy en día: los ancianos mueren solos y olvidados, y los vecinos pasan hambre acurrucados detrás de puertas cerradas. Muchos problemas de las comunidades podrían resolverse si los vecinos se preocuparan unos por otros.

Recientemente, un grupo de jóvenes de secundaria en Sídney, Australia, comenzó a cortar el césped y limpiar los patios de sus vecinos ancianos y desfavorecidos[2]. Los chicos eran musulmanes, pero la mayoría de sus vecinos no. ¡Qué noble forma en la que estos jóvenes siguieron los pasos de su amado Profeta! La gente del vecindario habló de su sorpresa y la desconfianza inicial de las intenciones de los chicos, pero con el tiempo se sintieron cómodos. Las relaciones de buena vecindad son exactamente lo que el Profeta Muhammad dijo que eran, una alegría en la vida de uno.

Como podemos ver en el ejemplo de Sídney, los musulmanes están en una posición única para brindar a las comunidades algo que, a menudo, falta cuando el mundo avanza hacia el futuro: la unidad comunitaria y un ambiente seguro. Como musulmanes, debemos saber que parte de obedecer a Allah y a Su Mensajero es garantizar una comunidad segura para todos. No tenemos que inventarnos formas de hacer esto realidad, sino que podemos seguir la guía del Corán y de la Sunnah auténtica.

Dada la importancia de tener buenos vecinos, las personas a menudo hacen consultas antes de mudarse a un área determinada. Ello se debe a que un tipo equivocado de vecino puede hacer la vida miserable, pero un buen vecino puede hacer todo lo contrario. El Profeta Muhammad dijo: “Entre las cosas que brindan felicidad a un creyente en su vida están un vecino recto, una casa amplia y un medio de transporte cómodo[3]. Si no estamos seguros de cómo tratar a nuestros vecinos, podemos ver a los sahabah y tratar de imitarlos en su comportamiento, de manera que se adapte a nuestra época y lugar.

El Profeta Muhammad le dijo a Abu Dhar que agregara agua extra a su caldo para poder ofrecerles algo a sus vecinos[4]. Abdullah Ibn Amr le preguntó una vez a su siervo, después de sacrificar una oveja: "¿Le diste algo a nuestro vecino judío?[5]. El creyente es animado a dar regalos, aunque tengan poco valor monetario. El verdadero valor del regalo es el espíritu con el que se da. La entrega de regalos fomenta la amistad y las buenas relaciones de vecindad. Cuando la esposa del Profeta, Aisha, le preguntó a qué vecinos debía enviar sus regalos, él le contestó: “A aquellos cuyas puertas están más cerca de la tuya”[6]. Aunque los vecinos más cercanos son los que debemos tener en cuenta en primera instancia, el Islam nos insta a cuidar de nuestros vecinos y a tener en cuenta a la comunidad en general.

Hay muchos ahadiz que enfatizan la importancia del trato amable hacia los vecinos. “El mejor de los compañeros ante Allah es aquel que es mejor con su compañero, y el mejor de los vecinos ante Él es aquel que es mejor con su vecino”. Pero, ¿qué pasa con los vecinos que interrumpen la tranquilidad que una persona tiene derecho a disfrutar en su propia casa? Le preguntaron al Profeta Muhammad sobre una mujer que oraba y ayunaba más de lo obligatorio, y daba caridad con generosidad, pero desafortunadamente, no se abstenía de hablarles con dureza a sus vecinos. Él la describió como una de las personas del Infierno. Otra mujer le fue descrita, que no rezaba más que lo obligatorio, y él dijo que era una persona del Paraíso, simplemente porque era una buena vecina[7].



Notas de pie:

[1] Sahih Al Bujari, Sahih Muslim.

[2] http://mobile.news.com.au/national/nsw-act/whipper-snipper-boys-will-do-your-lawn-for-free/story-fnii5s3x-1226908304459

[3] Sahih Al Bujari.

[4] Sahih Muslim.

[5] Ibid.

[6] Ibid.

[7] Sahih Al Bujari.

Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.

Más lecciones en el mismo nivel7