Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Eventos en el Día del Juicio (parte 2 de 3): Antes del juicio

Descripción: Breve descripción de los eventos antes de que comience el Juicio de Allah.

PorAisha Stacey (© 2014 NewMuslims.com)

Publicado el10 May 2019 - Última modificación04 Jun 2015

Impreso: 3 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 169 (Promedio diario: 1)

Categoría: Lecciones > Creencias islámicas > El Más Allá


Objetivo:

·        Comprender que Allah nos ha dado descripciones detalladas de los eventos del Día del Juicio, y ha detallado la manera de evitar el castigo eterno.

Términos árabes:

·       Hadiz (plural: ahadiz): Es un relato o una historia. En el Islam se refiere a un registro narrativo de los dichos y acciones del Profeta Muhammad y sus compañeros

·       Ummah: Se refiere a la comunidad musulmana en su conjunto, independientemente del color, raza, idioma o nacionalidad.

Esperando lo que viene

En el Día del Juicio, después de que suene la Trompeta y resuciten los cuerpos de toda la humanidad, la gente se parará en una llanura abierta, esperando que comience el juicio. Estarán angustiados. El shock inicial disminuirá, pero sus corazones permanecerán llenos de miedo y remordimiento. Estarán confundidos, incapaces de creer lo que ven. Allah nos dice que este será un momento “cuando la vista quede aturdida, se eclipse la luna y se junten el sol y la luna” (Corán 75:7-9). La gente está reunida bajo una luz espeluznante, esperando y esperando. Este será un día en el que los cielos se dividirán en dos y “…los ángeles desciendan del cielo, uno tras otro” (Corán 25:25).

Los ángeles serán enviados en filas, un gran descenso como lo describe el Corán. Tanto la gente como los ángeles estarán esperando el juicio, y el tiempo no se comportará como la gente supone. La espera parecerá interminable, ¿alguna vez terminará?

“Los ángeles estarán en sus confines, y ocho serán los que portarán el Trono de tu Señor ese día. Ese día ustedes comparecerán [ante Dios], y ni la más secreta de sus obras quedará oculta” (Corán 69:17-18).

En este Día, incluso aquellos cuya luz brille en sus rostros, temerán presentarse ante Allah, y aquellos que estarán a la sombra por la gracia de Allah seguirán temiendo la ocasión trascendental. La angustia de la gente en este Día de Rendición de Cuentas se hará tan intensa, que correrán hacia los profetas pidiendo su intercesión, y Le pedirán a Allah que comience el juicio.

Los profetas[1]

Las personas se reunirán en grupos o individualmente, sin preocuparse por los que los rodean. “¡Quién nos ayudará!”, gritarán y se dirigirán a los profetas. Correrán hacia Adán, el padre de la humanidad, y rogarán por su intercesión en su nombre, pero Adán también tendrá miedo. Dirán: "Por favor, Adán, tú eres ante quien los ángeles se prosternaron"; pero Adán (la paz sea con él) responderá: "Yo mismo", y le dirá a la gente que su Señor está enojado como nunca antes, y que vayan con el Profeta Abraham.

La gente acudirá a Abraham y le suplicará: “Tú eres el amado de Allah, por favor, pídele que comience a juzgar”. Abraham responderá tal y como lo hizo Adán: “Yo mismo. Hoy mi Señor está enojado como nunca antes, vayan con Moisés”. Entonces irán con el Profeta Moisés, rogándole que el juicio comience. En medio del dolor mental y físico, el sudor goteará por sus cuerpos, los corazones palpitarán, la gente continuará en su intento, pero Moisés los enviará con el Profeta Jesús. Cada Profeta tendrá miedo de Allah y estará preocupado por su propio castigo.

La gente, entonces, se dirigirá al Profeta Jesús rogándole su ayuda: “Fuiste creado por el mandato de Allah, hablaste con la gente desde bebé, ¡intercede por nosotros ante tu Señor!”. El Profeta Jesús les responderá exactamente del mismo modo que los otros. Aunque él es el siervo de Allah, y aunque fue ascendido hacia Allah después de su tiempo en esta Tierra, el Profeta Jesús también estará preocupado con su propio juicio. “Yo mismo. Hoy mi Señor está enojado como nunca antes, así que vayan con Muhammad, el último Profeta”.

La gente se apresurará hacia el Profeta Muhammad y le dirán: “Eres el último de los profetas y nuestra última esperanza. ¡Por favor, pídele a Allah que comience el juicio!”. Él responderá: “Iré, iré”.

Lo que sucede a continuación se puede encontrar en un hadiz auténtico. El Profeta Muhammad va con su Señor, Allah. 

“Entonces le pediré permiso a mi Señor y Él me dará permiso, y Él me inspirará con palabras de alabanza, con las que Lo alabaré, palabras que desconozco ahora. Así que Lo alabaré con esas palabras y me prosternaré ante Él. Él dirá: ‘¡Oh, Muhammad! Levanta tu cabeza; pide, porque se te dará, e intercede, porque tu intercesión será aceptada’. Levantaré mi cabeza y diré: ‘Mi Ummah, ¡Oh, Señor! Mi Ummah, ¡Oh, Señor!’…”[2].

Esto es lo que se conoce como la intercesión mayor, es Al Maqam Al Mahmud, el Profeta Muhammad intercederá por la gente para que Allah los libre de los horrores y comience el juicio.

“... También, levántate parte de la noche a realizar oraciones voluntarias, para que tu Señor te conceda el rango de Al Maqam Al Mahmud” (Corán 17:79).

El Infierno y el Paraíso serán acercados

Antes de que el juicio comience, el Infierno será acercado. Los ángeles y toda la humanidad estarán de pie, esperando, cada vez más angustiados, preocupados solo por sí mismos, pidiendo ayuda, y el Infierno se les acercará. La gente ya estará angustiada al punto de la histeria, pero quienes estén comenzando a darse cuenta de cuántos pecados cometieron, se desmayarán ante las visiones y los sonidos que emanarán del Infierno.

“Y sea traído el Infierno. Ese día el hombre recordará sus obras, pero de nada le servirá” (Corán 89:23).

El Profeta dijo: “El Infierno será arrastrado con setenta mil riendas en ese día ante las personas, cada rienda será sostenida por setenta mil ángeles”[3].

“El Infierno será expuesto ante los extraviados. Se les preguntará [a los idólatras]: '¿Dónde está lo que adoraban en lugar de Dios? ¿Acaso pueden ellos socorrerlos o siquiera defenderse a sí mismos?'” (Corán 26:91-93).

Para aplacar el temor de aquellos que no tienen nada que temer, los creyentes rectos, Allah también ordenará que sea acercado el Paraíso y estará lo suficientemente cerca para que la gente vea las imágenes y escuche los sonidos que esperan para deleitar a quienes merecen la dicha eterna.

“Y el Paraíso será presentado a los piadosos, y no estará distante. [Será dicho:] 'Esto es lo que se había prometido para todos los que vuelven a Dios, son cumplidores'” (Corán 50:31-32).



Notas de pie:

[1] Basado en el hadiz de Sahih Al Bujari.

[2] Sahih Al Bujari.

[3] Sahih Muslim.

Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.

Más lecciones en el mismo nivel7