Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Los califas bien guiados: Ali Ibn Abi Talib (parte 1 de 2)

Descripción: Breve biografía del compañero, primo y yerno del Profeta Muhammad y cuarto califa bien guiado del Islam, Ali. Se incluye una breve mirada a sus logros y a los desafíos que enfrentó.

PorAisha Stacey (© 2014 NewMuslims.com)

Publicado el10 May 2019 - Última modificación17 Mar 2015

Impreso: 3 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 168 (Promedio diario: 1)

Categoría: Lecciones > El Profeta Muhammad > Sus compañeros


Objetivos:

·       Aprender sobre la vida de Ali Ibn Abi Talib y entender su importancia en la historia del Islam.

Términos árabes:

·       Jalifah (plural: julafa’): Califa. Es el jefe religioso musulmán y gobernante civil, considerado sucesor del Profeta Muhammad. Un Califa no es un monarca.

·       Ummah: Se refiere a la comunidad musulmana en su conjunto, independientemente del color, raza, idioma o nacionalidad.

·       Rashidun: Aquellos que están bien guiados. Más específicamente, término colectivo para referirse a los primeros cuatro califas.

·       Hiyrah (en español: Hégira): Es el acto de emigrar de un lugar a otro. En el Islam, la Hiyrah se refiere a la emigración de los musulmanes de La Meca hacia Medina, y también marca el comienzo del calendario islámico.

Ali Ibn Abi Talib es el cuarto califa bien guiado del Islam, el cuarto de los Rashidun. Él gobernó la Ummah después de Abu Bakr, Omar Ibn Al Jattab y Uzman, entre 656 y 661 E.C. Ali pasó su infancia imitando el carácter noble de su amado primo Muhammad, y su juventud aprendiendo los detalles del Islam. Ali se convirtió en un noble guerrero de corazón humilde, y se lo recuerda por su coraje, honestidad, generosidad, amabilidad y devoción al Islam.

Ali era el hijo de Abu Talib, tío y guardián del Profeta Muhammad. Cuando Ali era pequeño, una gran hambruna asoló La Meca, y Abu Talib no podía alimentar ni vestir a su familia. El Profeta Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) y su esposa Jadiyah se ofrecieron a cuidar de Ali. Como consecuencia directa de ello, Ali y Muhammad se hicieron muy cercanos, y Ali se esforzó por emular el comportamiento y noble carácter de su primo. Ali tenía alrededor de 10 años cuando el Profeta Muhammad recibió las primeras revelaciones. También estuvo presente en el momento en que Muhammad le reveló a su familia que había sido llamado para ser el Mensajero de Allah. Así, Ali aceptó la verdad del Islam a muy temprana edad, y su dedicación y apoyo fueron incuestionables.

La historia del Islam está llena de ejemplos del compromiso de Ali con la causa del Islam y con el Profeta Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él). Cuando el Profeta Muhammad convocó a una reunión a los miembros de su tribu para explicarles la nueva fe y su posición en ella, preguntó quiénes lo apoyarían. Cuando todos los presentes se quedaron callados, Ali, aun siendo un niño, se puso de pie y le juró su apoyo. Cuando los líderes mecanos planearon asesinar al Profeta Muhammad, los musulmanes decidieron irse y hacer la hiyrah a Yazrib (que pronto fue renombrada como Medina). Muhammad, Abu Bakr y Ali fueron los únicos que se quedaron atrás. Mientras el Profeta Muhammad y Abu Bakr caminaban hacia el desierto de noche, Ali se acostó en la cama del Profeta esperando enfrentar a los asesinos. Ali sobrevivió esa noche, y en los días siguientes devolvió a sus legítimos dueños los objetos de valor que habían sido confiados al Profeta Muhammad. Poco después de completar su misión, Ali se reunió con los musulmanes en Yazrib.

Al igual que Uzman, Ali también fue yerno del Profeta. Se casó con Fátima, la hija menor del Profeta Muhammad. Ali y Fátima llevaron vidas muy humildes y austeras, pero a veces la vida era demasiado difícil. Muchas veces tenían hambre y trabajaban demasiado, pero incluso entonces su generosidad continuó. Hubo ocasiones en que regalaron lo último que les quedaba de comida para ayudar a alguien que era más pobre que ellos. En una ocasión, la pareja se le acercó al Profeta Muhammad para pedirle un sirviente, y él los regañó por pedirles lujos cuando la gente pobre llenaba la mezquita. Esa misma noche, el Profeta visitó a Ali y a Fátima en su hogar y les enseñó palabras de recuerdo de Allah. Les aseguró que recordar a Allah sería de mayor beneficio que un sirviente para aliviar su carga de trabajo. Ali jamás olvidó los consejos que le fueron dados esa noche, y dijo que nunca pasó una noche en que no recitara esas palabras antes de dormir.

El matrimonio de Ali y Fátima duró diez años, hasta la muerte de Fátima. Durante ese tiempo tuvieron cuatro hijos, y sus hijos Hasan y Husayn fueron particularmente cercanos al Profeta Muhammad. Aunque se permitía la poligamia, Ali no se casó con ninguna otra mujer mientras Fátima estaba viva, y su matrimonio se considera algo especial. Ambos fueron muy amados por el Profeta Muhammad, y el uno por el otro. Después de la muerte de Fátima, Ali tuvo otras esposas y muchos hijos.

Ali ha sido descrito como uno de los compañeros más virtuosos del Profeta Muhammad, y se lo conoció como uno de los partidarios más firmes del Islam. Ali se convirtió en un fuerte guerrero y se distinguió en la primera batalla crucial contra los mecanos, conocida como la batalla de Badr. El Profeta Muhammad otorgó a Ali el apodo de "León de Allah". Se informa en las tradiciones auténticas del Profeta Muhammad que durante la batalla de Jaibar, el Profeta le otorgó un gran honor a su joven primo. La noche antes de la batalla, el Profeta Muhammad les informó a sus compañeros que la bandera sería entregada a "un hombre que ama a Allah y a Su Mensajero, y que también es amado por Allah y Su Mensajero; él no huye del campo de batalla, y Allah dará la victoria a través de él". Los compañeros pasaron la noche preguntándose a quién le sería entregada la bandera. Cada uno de los compañeros esperaba recibir dicho honor, pero ese honor le pertenecía a Ali.

Después de que el Profeta Muhammad murió y Abu Bakr fue elegido Jalifah, Ali se retiró de la vida pública y se dedicó a estudiar y enseñar el Corán. Abu Bakr y Omar Ibn Al Jattab lo consultaban en asuntos de Estado, y una de sus hijas, Umm Kulzum, se casó con Omar. Cuando Uzman Ibn Affan fue asesinado estando al servicio de la Ummah musulmana, Ali fue elegido como el cuarto de los hombres conocidos como "los califas bien guiados del Islam".

Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.

Más lecciones en el mismo nivel7