Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Ramadán: Las últimas diez noches 

Descripción: La importancia de las últimas diez noches de Ramadán y sugerencias sobre cómo se puede aumentar y maximizar la adoración en estas noches especiales.

PorAisha Stacey (© 2013 IslamReligion.com)

Publicado el28 Apr 2019 - Última modificación20 Aug 2017

Impreso: 5 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 174 (Promedio diario: 1)

Categoría: Lecciones > Actos de adoración > El ayuno


Objetivo:

· Aportar ideas y métodos para aprovechar al máximo las últimas diez noches de Ramadán.

Términos árabes:

· Du'a: Súplica, plegaria, pedirle algo a Allah.

· Itikaf: La práctica de retirarse en la mezquita con la intención de acercarse a Allah.

· Lailat ul Qadr: - una noche bendecida en las últimas diez noches impares del Ramadán, el mes del ayuno.

· Ramadán: El noveno mes del calendario lunar islámico. Es el mes en el que se ha prescrito el ayuno obligatorio.

· Tarawih: Son oraciones especiales que se realizan en Ramadán después de las oraciones del Isha y en los que se recita mucho el Corán. 

Last10Nights.jpgRamadán es un mes de ayuno, de lectura del Corán y de rezos extras; es el mes de las buenas obras y de la generosidad. Las últimas diez noches de Ramadán son particularmente especiales. El Profeta Muhammad aprovechaba estas noches para esforzarse en la adoración y la generosidad. La primera de estas noches tiene lugar en la víspera del día 21 del Ramadán. En otras palabras, es la noche que comienza después de la culminación del vigésimo día de ayuno.

El Profeta Muhammad se esforzaba por realizar más actos de adoración durante los últimos diez días del Ramadán que en cualquier otro momento del mes[1]. Ya que como musulmanes nos esforzamos por ser como el Profeta Muhammad de tantas maneras como sea posible, este es un momento para preguntarnos qué podemos hacer para aprovechar al máximo las noches especiales que se avecinan.

Asistir al Tarawih

Una de las facetas más bellas y especiales de Ramadán es la oportunidad de asistir a las oraciones de Tarawih. Se ofrecen durante todo el mes. Hace que una persona se sienta como si fuera parte de la próspera comunidad musulmana y es una oportunidad para concentrarse realmente en la recitación del Corán, las palabras de Allah. Si usted no ha estado asistiendo al Tarawih o no ha puesto realmente su corazón y alma en el rezo de estas oraciones, entonces las últimas diez noches del Ramadán son una oportunidad para que usted aumente su adoración. Mientras que la mayoría de las mezquitas ofrecen oraciones de Tarawih después de la oración del Isha, usted encontrará que algunas también le ofrecen la oportunidad de rezar más oraciones voluntarias en congregación más tarde durante la noche. Si puede asistir a esas oraciones adicionales que se ofrecen generalmente después de la medianoche, pero antes de la oración del amanecer, encontrará muchos beneficios, incluyendo la cercanía especial a Allah que solo puede ser experimentada en la última parte de la noche. "Nuestro Señor desciende cada noche en el último tercio, y dice: ¿Quién Me invoca, para que Yo pueda responderle? ¿Quién Me pide, para que Yo pueda darle? ¿Quién busca en Mí el perdón, para que Yo pueda dárselo?" [2]

El creyente también puede usar el tiempo entre oraciones para hacer un du'a más largo y sentimental. El Profeta Muhammad dijo: "A quien que haya orado de noche en él (el mes del Ramadán) con fe sincera y esperando una recompensa de Allah, todos sus pecados anteriores serán perdonados"[3].

Buscar Lailat ul Qadr

Las recompensas y bendiciones asociadas con esta noche son muchas. Hay numerosas referencias a Lailat ul Qadr en las tradiciones del Profeta Muhammad. Algunas de ellas indican que Lailat ul Qadr cae en una de las últimas diez noches del Ramadán, mientras que otras señalan que se trata de una noche impar en las últimas diez noches. A los musulmanes se les dice en el Corán que la adoración a lo largo de esta noche es mejor que mil meses de adoración. Solo por esta razón sería sabio que una persona buscara esta noche bendita tomando muy en serio la adoración en estas últimas noches.

Allah dice en el Corán: “Comencé la revelación [del Corán] en la noche de la predestinación. ¿Y qué te hará comprender la importancia de la noche de la predestinación?  [Adorar a Dios] la noche de la predestinación es superior en recompensa a hacerlo durante mil meses.  Esta noche descienden los ángeles y el espíritu [el ángel Gabriel] con órdenes de su Señor para todos los asuntos.  Es una noche de paz y seguridad hasta el comienzo del alba” (Corán 97:1-5).

Itikaf

Aisha, la amada esposa del Profeta Muhammad informó que él solía practicar Itikaf en las últimas diez noches de Ramadán. Dijo: "Busca Lailat ul Qadr en las últimas diez noches del mes de Ramadán"[4]. Itikaf es un tipo de retiro, la persona no sale de la mezquita y ni deja el recuerdo de Allah, excepto cuando es absolutamente necesario, como la necesidad de ir al baño.

El prestigioso erudito islámico Ibn Al Qaiem describió el gran objetivo del Itikaf: "Sus pensamientos (de la persona en Itikaf) están enfocados en el recuerdo de Allah y en cómo alcanzar Su complacencia y en cómo acercarse a Él. Esto lo lleva a sentirse contento con Allah en vez de con la gente, lo que lo prepara para estar en paz solo con Él en el día de la soledad en la tumba, cuando no hay nadie más que te consuele ni nadie que te dé alivio, excepto Él".

Realizar más du'a

Ramadán es un tiempo de reflexión silenciosa y una oportunidad perfecta para hacer du'as extra. Esto es especialmente cierto durante las últimas diez noches, y debemos aprovechar la oportunidad para hacer una larga y emotiva súplica (du'a) a Allah. Aisha siempre se esforzaba por maximizar su adoración, para ello, le preguntó al profeta Muhammad qué debía decir al hacer du'a con la esperanza de alcanzar Lailat ul Qadr: "Yo dije: 'Mensajero de Allah, si alcanzo Lailat ul Qadr, ¿qué debo decir esa noche?' Dijo: 'Di: Al-lahumma innaka 'afuun tuhibb al-'afua fa'affu 'anni' (Oh Allah, Tú perdonas y Tú amas el perdón, así que perdóname)"[5].

Una guía para las mujeres que están menstruando

Ramadán es un mes como ningún otro. Es un mes de reflexión espiritual y oración, donde los corazones se alejan de las actividades mundanas y se dirigen hacia Allah. Como se describió anteriormente, las últimas diez noches son señaladas como un tiempo para un esfuerzo extra. Las actividades dentro de la mezquita, como el Itikaf y las oraciones del Tarawih, a menudo se enfatizan y muchas mujeres que no pueden asistir a la mezquita debido a la menstruación o el puerperio, sienten que no pueden aprovechar al máximo este tiempo y obtener los beneficios adicionales. Esto no es correcto.

Hay muchas cosas que las mujeres durante su menstruación pueden hacer en este momento, y de hecho son cosas que cualquiera puede intentar hacer durante todo el mes del Ramadán. Por ejemplo, las mujeres que menstrúan pueden usar este tiempo para cocinar y alimentar a más personas que están ayunando, puede escuchar conferencias islámicas, hacer muchas súplicas, leer libros que explican los significados profundos del Corán, escuchar grabaciones del Corán y alabar a Allah (dhiker). Todas estas cosas son grandes maneras de aprovechar los últimos días de Ramadán. Los actos que no pueden realizar las mujeres que menstrúan forman una parte muy pequeña de los actos de adoración que abarcan este mes bendito.



Notas de pie:

[1] Sahih Muslim.

[2] Sahih Al Bujari, Sahih Muslim, At-Tirmidhi, Abu Dawud.

[3] Sahih Al Bujari.

[4] Sahih Al Bujari.

[5] At-Tirmidhi.

Examen y navegación rápida
Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.