Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

La importancia de buscar el conocimiento

Descripción: Esta lección da una perspectiva de las razones por las que el Islam da gran importancia a la búsqueda del conocimiento y a los frutos que se pueden obtener de ello.

PorImam Kamil Mufti

Publicado el25 Feb 2019 - Última modificación27 Apr 2017

Impreso: 4 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 285 (Promedio diario: 1)

Categoría: Lecciones > Estilo de vida, valores morales y prácticas islámicas > Valores morales y prácticas generales


Objetivos

·       Apreciar la importancia inigualable que la religión del Islam otorga a la búsqueda del conocimiento.

·       Identificar qué tipo de conocimiento es el que debe buscarse.

·       Comprender que la paciencia y la devoción son elementos cruciales en el proceso de adquirir conocimiento.

·       Aprender sobre algunas de las medidas que una persona debe tomar para permitirse cosechar los frutos del conocimiento.

Términos árabes

·       Hadiz (plural: ahadiz): Es un relato o una historia. En el Islam se refiere a un registro narrativo de los dichos y acciones del Profeta Muhammad y sus compañeros.

Ninguna otra religión o institución da tanta importancia al conocimiento como la religión del Islam. La religión ha hecho que la búsqueda del conocimiento sea un deber para todos los musulmanes y ha declarado el no hacerlo como un pecado. El Profeta (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) dijo en una narración auténtica (hadiz):

“La búsqueda del conocimiento es una obligación para todo musulmán” (At-Tirmidhi).

Esta obligación no se limita a un género o clase social determinados, sino que es una obligación tanto para mujeres como para hombres, para jóvenes como para mayores, y para pobres como para ricos. Allah ha elevado el estatus de aquellos que tienen conocimiento, y los ha elogiado en muchas partes en el Corán.  Allah dice:

“Sepan que Dios elevará en grados a los creyentes y a quienes agracie con el conocimiento. Dios sabe cuanto hacen” (Corán 58:11).

Hay una gran diferencia entre un musulmán que tiene conocimiento y uno que no. El Profeta describió esto en su dicho:

“La excelencia de un erudito sobre un creyente (común) es como la excelencia de la luna llena sobre los demás cuerpos celestes” (Abu Dawud).

También dijo:

“La excelencia de un erudito sobre un creyente (común) es como mi excelencia sobre el que sea inferior [en conocimiento] entre ustedes” (At-Tirmidthi).

¿Por qué Allah ha dado tanta preferencia a aquellos que tienen conocimiento sobre aquellos que no? El rol de los Profetas fue el de impartir conocimiento a la creación , conocimiento directamente del Creador, sobre Sí Mismo y Sus atributos, y sobre cómo los humanos debemos complacerlo y evitar Su ira.  Aquí vemos la importancia del conocimiento en la vida del musulmán. Con el fin de poder adorar a Allah de la manera correcta, realizar actos que Lo complazcan y evitar aquello que Lo enfurece, el musulmán debe buscar el conocimiento. De lo contrario, vivirá su vida entera haciendo cosas que de hecho pueden oponerse a las enseñanzas de la religión, causándole que gane el castigo de Allah en vez de Su perdón.

¿Qué debo aprender?

Entonces surge la pregunta, si es una obligación buscar conocimiento en la religión y si los campos en el conocimiento dentro de la religión son tan vastos, ¿qué tipo de conocimiento es obligatorio buscar? El Imam Ahmed Bin Hanbal, un gran erudito del Islam, respondió que es obligatorio para cada individuo musulmán buscar un tipo de conocimiento que le permita practicar su religión de forma correcta. Los siguientes, son ejemplos:

1)   Creencias islámicas. Esto es de lejos el aspecto más importante de la religión que una persona debe aprender, puesto que a través de de este aspecto la persona se convierte de hecho en musulmana. Los primeros trece años de la misión del Profeta Muhammad fueron dedicados a corregir las creencias de la gente acerca de Allah, enfatizando en que ningún acto de adoración fuera dirigido a otro que no fuera Él, el Único, mientras que solo algunos de los otros mandamientos fueron revelados en aquel entonces.

2)   El conocimiento de los aspectos obligatorios de la adoración. Como sabemos, Allah ha ordenado a los musulmanes que realicen ciertos actos de adoración. Muchos de estos actos son obligatorios y, por tanto, uno debe saber cómo llevarlos a cabo.  Por ejemplo, Allah nos ha hecho obligatoria la oración un minimo de cinco veces al día, entonces se vuelve obligatorio para nosotros saber cómo rezar apropiadamente, teniendo en cuenta qué está permitido y qué no lo está hacer durante la oración. También, puesto que una de las condiciones de la oración es que nos purifiquemos, la persona debe saber cómo hacerlo. Esto también aplica para los demás mandamientos de Allah.

3)   Saber lo que esá permitido y lo que no en la vida cotidiana. Por la Misericordia de Allah, Él nos ha animado a disfrutar de un sinfín de cosas buenas creadas por Él. Al mismo tiempo, nos ha advertido también sobre ciertas cosas dado el daño físico o espiritual resultantes de caer en ellas. Se nos vuelve entonces obligatorio aprender estos aspectos de la religión de modo que no cometamos intencionalmente ni caigamos accidentalmente en estos actos que no están permitidos. Un punto importante para mencionar es que los musulmanes deben asegurarse de aprender aquellos reglamentos relacionados con su campo de trabajo, ya sea en la medicina, el comercio, el derecho o cualquier otro campo, de tal manera que lleven a cabo su labor en concordancia con las pautas de la religión.

4)   Por último pero no menos importante, la persona debe aprender cómo purificar su corazón y sus actos de los razgos reprobables. Los musulmanes deben saber cómo purificar sus corazones del amor por el dinero, el estatus y la fama, y cómo hacer que su amor sea exclusivamente para Allah. Debemos aprender también los modales elevados que son enseñados por la religión del Islam, intentando modelar nuestras vidas de acuerdo con el Profeta Muhammad.

Paciencia en el sendero hacia el Paraíso

Adquirir conocimiento es algo que debe llevarse a cabo, pero no es necesario que se haga de una sola vez, como dijo el gran erudito Az-Zuhri: “Quien busque el conocimiento en un solo impulso, quedará en un solo impulso. Más bien, el conocimiento solo será visto a través del paso de las noches y los días”. Uno debe tener una firme intención y tener paciencia a través de su búsqueda. Algunos aspectos pueden ser fáciles, pero otros pueden resultar más difíciles de alcanzar. Tenga presente que cuando intenta aprender algo que le resulta difícil, recibirá el doble de recomensa por parte de Allah dado el esfuerzo empleado en la búsqueda, y la bondad de Allah es ciertamente ilimitada. El Profeta dijo:

“Quien lea el Corán y balbucee al leerlo dada su dificultad, recibirá doble recompensa” (Sahih Muslim).

Hay muchas manera de aprender la religión, siendo la mejor el aprenderla directamente de un musulmán conocerdor y virtuoso. Pero puesto que no siempre están disonibles, se debe buscar por otros medios, tales como buenos libros, audios y sitios web para lograr este objetivo. No intente abordar aquellos asuntos que requieran demasiado estudio al principio. Más bien, dé prioridad al material de estudio en orden de importancia. Uno de los medios para aprender la religión es desde este sitio web, el cual ha sido establecido para que usted pueda aprender las bases de la religión desde fuentes auténticas de manera fácil y paso a paso. Lo animamos a leer las lecciones que hemos preparado para usted y a responder las preguntas correspondientes a cada una con el fin de autoevaluarse. No proceda con la siguiente lección hasta que no haya entendido plenamente la anterior, pues estas lecciones han sido preparadas para su propio beneficio. No se preocupe por el tiempo que le tome comprender completamente el material, pues usted gana una recomensa por cada segundo que pase haciéndolo. Aprender sobre su religión facilitará su sendero hacia el Paraíso, como lo dijo el Profeta Muhammad:

“A quien recorra un camino en busca del conocimiento , Allah le facilitará el sendero hacia el Paraíso” (At-Tirmidthi).

 Busque conocimiento persistentemente

El Profeta (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) dijo:

“Cuando Allah le desea el bien a una persona, le hace comprender la religión” (Al Bujari).

       Los compañeros (que Allah esté complacido con todos ellos) eran persistentes en adquirir conocimiento. Veamos cuán persistente en buscar el conocimiento fue Abdullah Ibn Abbas, el primo del Profeta. Se dedicó a adquirir conocimiento en una amplia variedad de campos. Tenía especial admiración por personas como Zaid Ibn Zabit, quien fue uno de los escribas del Corán, principal juez y jurista en Medina, y un experto en las leyes sobre la herencia y sobre la lectura del Corán. En una ocasión, cuando Zaid tenía la intención de viajar, el joven Abdullah se mantuvo humildemente a su lado y, tomando las riendas de su montura, adoptó la actitud de un humilde servidor en presencia de su amo. Zaid le dijo: “No hagas eso, ¡oh, primo del Profeta!”. 

"Es así como se nos ha ordenado tratar a los instruidos de entre nosotros", respondió Abdullah.

Zaid le dijo: "Déjeme ver tu mano".

Abdullah extendió su mano. Zaid, tomándola, la besó y dijo: "Es así como se nos ha ordenado tratar a los miembros de la casa del Profeta”.

Frutos del conocimiento 

Para concluir, la búsqueda del conocimiento es un acto de adoración que requiere que usted mantenga su intención sincera y únicamente por Allah y para nadie más, buscando Su complacencia y Su recompensa. No busque el conocimiento para alardear o para competir con otros o para animar las reuniones. El Profeta dijo:

“Quien busque aquel conocimiento, que (usualmente) es buscado para la complacencia de Allah, para obtener algún beneficio mundano, no sentirá el aroma del Paraíso en el Día del Juicio” (Ibn Mayah).

También, sepa que el conocimiento carece de importancia si no se cosechan sus frutos, que es la práctica de la religión del Islam de la forma en que complace a Allah. Por lo tanto, uno debe intentar practicar lo que aprende, ya que vivir el Islam es lo que lleva a la persona al Paraíso.

Cerramos con algunas súplicas que el mismo Profeta Muhammad hizo con respecto a la búsqueda del conocimiento.

“¡Oh Allah! Tráenos beneficio a través de lo que nos has enseñado, y enséñanos aquello que nos aporta beneficio, e increméntanos en conocimiento” (Ibn Mayah).

“¡Oh Allah! Te pido que nos garantices un conocimiento beneficioso, un buen sustento, puro y permitido, y actos que sean aceptados por Ti” (Ibn Mayah).

“¡Oh Allah! Busco refugio en Ti de un conocimiento que no beneficie, un corazón que no se haga humilde de temor, un deseo insaciable, y de súplicas que no sean respondidas” (Muslim).

Examen y navegación rápida
Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.