Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Una breve biografia del Profeta Muhammad (parte 2 de 2): Periodo medinense

Descripción: Construyendo una Nación Islámica.

PorAisha Stacey (© 2013 NewMuslims.com)

Publicado el09 Jun 2019 - Última modificación04 Dec 2016

Impreso: 3 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 199 (Promedio diario: 2)

Categoría: Lecciones > El Profeta Muhammad > Su biografía


Objetivo:

·       Entender como fua establecido el primer Estado Islámico. 

Términos en árabe:

·       Hayy: Es la peregrinación a La Meca donde el peregrino realiza un conjunto de rituales. El Hayy es uno de los cinco pilares del Islam, y todo musulmán adulto debe realizarlo al menos una vez en su vida si cuenta con los medios económicos y es físicamente capaz [para realizar tal viaje].  

·       Umrah: Peregrinación a la Sagrada Casa de Allah en la ciudad de La Meca, Arabia Saudita. Se la conoce como la peregrinación menor. Se puede realizar en cualquier época del año.  

·       Hiyrah (en español: Hégira): Es el acto de emigrar de un lugar a otro. En el Islam, la Hiyrah se refiere a la emigración de los musulmanes de La Meca hacia Medina, y también marca el comienzo del calendario islámico. 

·       Muhayirun: Aquellos que emigran. Mas específica y usualmente se refiere a aquellos que emigraron desde la Meca hasta Medina.

·       Ansar: Auxiliadores. La gente de Medina, quienes abrieron sus casas, sus vidas y su ciudad al Profeta Muhammad y a sus seguidores que llegaban desde La Meca.

BiographyofProphetMuhammad2.jpgLa ciudad de Iazrib, a más de 200 millas al norte de La Meca, necesitaba un líder fuerte, y una delegación propuso a Muhammad que aceptara tal tarea. A cambio, prometieron adorar solo a Allah, obedecer a Muhammad y defenderlo, así como a sus seguidores, hasta la muerte. El Profeta Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) hizo planes para escapar a Iazrib.

       Los musulmanes se fueron en pequeños grupos o individualmente y los mecanos se dieron cuenta de la inutilidad de tratar de detenerlos a todos. Decidieron poner en práctica su plan de matar al Profeta Muhammad. Las tribus acordaron actuar en conjunto y asesinar al Profeta mientras dormía. De esa manera, no se podría culpar a nadie ni a ningún clan, descartando así una guerra por venganza.

El plan fue saboteado por intervención divina; Allah informó a Su Profeta del peligro y le ordenó que abandonara en secreto La Meca y se dirigiera a la ciudad de Iazrib. El Profeta Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) y su amigo cercano, Abu Bakr, dejaron La Meca en la oscuridad de la noche y buscaron refugio en una cueva. Su viaje a Medina es una historia llena de acontecimientos e inspiración, que será abordada en detalle en futuras lecciones, in sha Allah. La ciudad de Iazrib pronto se convertiría en Medina, la ciudad de la luz o la ciudad iluminada, posiblemente en reconocimiento de la luz que la nación islámica traería al mundo.

Cuando el Profeta Muhammad y Abu Bakr finalmente llegaron a la ciudad de Iazrib, hubo una gran celebración. Este viaje se conoce como la Hiyrah y marca el comienzo del calendario islámico. Muchos de los habitantes de Iazrib ya se habían convertido al Islam y el Profeta Muhammad unió a los hombres de Medina con aquellos que habían viajado desde La Meca con un vínculo de hermandad. Este fue un ejemplo perfecto de la puesta en práctica del gran código islámico, que reconoce a cada musulmán como un hermano o hermana. Todo lo que tenían los musulmanes de Medina lo compartían felizmente con los inmigrantes, la gente de La Meca.

       Durante el segundo año de la Hégira, el Profeta Muhammad ordenó redactar el documento conocido como la Constitución de Medina. Definió las relaciones entre los diversos grupos de la primera comunidad islámica mediante la integración de los grupos tribales y las diferentes clases sociales y económicas. Se trata de un documento imbuido de los conceptos islámicos de justicia social y tolerancia religiosa. En ese mismo año, la orientación de las oraciones diarias fue cambiada por orden divina de Jerusalén a La Meca, diferenciando así al Islam como una religión monoteísta muy distinta del judaísmo y el cristianismo.

Algunas familias de Medina y algunas figuras prominentes se abstuvieron, pero eventualmente todos los árabes de Medina abrazaron el Islam. Sin embargo, persistieron las divisiones tribales y religiosas. Como el Profeta Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) integró a la nueva comunidad islámica (los muhayirun y los ansar), la enemistad entre la comunidad judía de Medina y la emergente nación islámica creció, al igual que la enemistad entre los mecanos y los musulmanes. Sin embargo, el Profeta Muhammad no quiso luchar contra ninguno de los dos grupos hasta que Allah le concedió permiso para hacerlo.

Cuando los muhayirun emigraron de La Meca a Medina, muchos de ellos se vieron obligados a abandonar sus hogares, y sus propiedades fueron confiscadas. Los jefes de La Meca utilizaron el dinero confiscado en el comercio y los negocios. En el año 624 E.C., los musulmanes recibieron noticias acerca de una caravana comercial perteneciente a los jefes de La Meca que pasaría por una ruta comercial cercana a Medina. El Profeta Muhammad llamó a los musulmanes a tomar la caravana a cambio de sus riquezas que fueron confiscadas en La Meca. Esto condujo a una batalla decisiva en un lugar llamado Badr, donde un ejército de 1.000 mecanos luchó contra una fuerza mal equipada y mucho más pequeña de 313 musulmanes. La batalla de Badr fue un acontecimiento muy significativo en la historia del Islam. Los musulmanes lograron una victoria notable; sin embargo, nueve de los compañeros más cercanos del Profeta fueron asesinados. Aunque parece un ataque insignificante en un desierto lejano, esta batalla cambió la historia del mundo.

       Sin embargo, los mecanos no renunciaron a su objetivo de destruir la comunidad islámica y en el año 625 enviaron un ejército de 3.000 hombres; esta fuerza se encontró con los musulmanes cerca de la montaña Uhud, en las proximidades de Medina. Los musulmanes tuvieron cierto éxito al principio del enfrentamiento, pero durante la batalla muchos de los seguidores del Profeta Muhammad huyeron pensando que el Profeta había caído, pero eso resultó ser falso. Herido, el Profeta Muhammad fue protegido y llevado a un lugar seguro; sin embargo, varios musulmanes destacados perdieron la vida en esta batalla.

Los judíos de Medina, que habían sido desterrados a la ciudad de Jaibar después de la batalla de Uhud, incitaron a los quraishíes para que continuaran su lucha contra la comunidad de Medina. Un ejército de 10.000 hombres salió hacia Medina, pero se vio frustrado por la zanja que los musulmanes cavaron alrededor de la ciudad. Incapaz de cruzar esta zanja, el ejército de La Meca sitió la ciudad sin éxito, así que comenzaron a dispersarse gradualmente, dando a los musulmanes la victoria en esta batalla, conocida como "la Batalla de la fosa".

En el año 628 E.C., cuando la comunidad islámica estaba mejor establecida, el Profeta Muhammad viajó junto a una gran cantidad de personas, llevando consigo muchos animales destinados al sacrificio, rumbo a La Meca, con la intención de realizar la Umrah. Un contingente de mecanos bloqueó su camino a La Meca, por lo que tuvieron que acampar en un lugar llamado Al Ḥudaibiiah. El Profeta y envió a un compañero para negociar una visita pacífica; mientras esperaba el resultado de las conversaciones, el Profeta reunió a sus seguidores y les hizo jurar que lo seguirían bajo cualquier circunstancia hasta la muerte. El compañero regresó con un grupo de líderes de La Meca y se estableció un compromiso y una tregua de diez años, conocido como el Tratado de Hudaibiiah. 

       Este tratado reconoció a los musulmanes como una nueva fuerza en Arabia y les dio libertad para trasladarse de forma segura por toda la región. Sin embargo, los mecanos violaron el tratado un año después, pero para entonces el equilibrio de poder había cambiado. A principios del año 630, los musulmanes salieron rumbo a La Meca y se unieron a ellos tribu tras tribu a lo largo del camino. Entraron en La Meca sin derramamiento de sangre ni recriminaciones. El Profeta Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) perdonó las injusticias cometidas contra la comunidad musulmana, y los mecanos comenzaron a unirse a la nación islámica. Esto se conoció como la Conquista de La Meca.

En el año 632 E.C., el Profeta Muhammad realizó su primer y único Hayy. Durante su viaje a La Meca, pronunció su célebre Sermón de Despedida y se revelaron los últimos versículos del Corán, completando así el Libro Sagrado. 

  “… Hoy les he perfeccionado su forma de adoración, he completado Mi gracia sobre ustedes y he dispuesto que el Islam sea su religión…” (Corán 5:3).  

       Más tarde, ese mismo año, el Profeta Muhammad sufrió una fiebre alta y falleció. Su muerte conmocionó a la joven nación islámica, y su familia y amigos, afligidos por el dolor, enterraron a su amado Profeta en la casa de su esposa Aisha (que Allah esté complacido con ella).

Cien años después de su muerte, el legado del Profeta Muhammad, el establecimiento de una nueva religión y un nuevo orden, se había extendido desde el Atlántico hasta el Mar de China y desde Francia hasta la India. El Profeta Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) fue un reformador, un político, un líder militar, un legislador y un revolucionario. Este hombre humilde, amable y tolerante llevó a cabo una revolución social y estableció una religión que hoy tiene más de 1.500 millones de seguidores.

Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.