Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Una breve biografía del Profeta Muhammad (parte 1 de 2): El periodo mecano

Descripción: El inicio de la vida del Profeta Muhammad (que la misericorida y las bendiciones de Allah sean con él).  

PorAisha Stacey (© 2013 NewMuslims.com)

Publicado el09 Jun 2019 - Última modificación04 Dec 2016

Impreso: 4 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 255 (Promedio diario: 2)

Categoría: Lecciones > El Profeta Muhammad > Su biografía


Objetivos:

·       Conocer las influencias en la vida temprana del Profeta Muhammad.  

·       Entender la situación política de la época. 

·       Comprender y reflexionar sobre las dificultades sufridas por los primeros musulmanes.  

Términos árabes:

·        Kabah: La estructura en forma de cubo ubicada en la ciudad de La Meca. Sirve como un punto focal hacia el cual se orientan los musulmanes durante la oración.  

El Profeta Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) es el hombre amado por los más de 1.500 millones de musulmanes del mundo. También es respetado por personas de otras religiones y creencias. A lo largo de la historia y en todo el mundo, los no musulmanes han mostrado gran respeto por el Profeta Muhammad y lo han honrado; se lo considera influyente tanto en asuntos religiosos como seculares. Fue al Profeta Muhammad a quien Allah reveló el Corán, y se insta a los musulmanes a imitar su comportamiento y sus normas morales. Esto se debe a que la vida del Profeta Muhammad era el Corán: lo entendió, lo amó y vivió su vida basada en sus normas. Cuando los musulmanes declaran su fe en Allah, también declaran su creencia de que Muhammad es Su siervo y Mensajero.

Profeta Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) es amado por muchos, su comportamiento es estudiado y emulado, pero ¿quién es exactamente este hombre? De dónde vino, dónde y cuándo nació, qué es lo que lo hace un hombre estimado por encima de otros hombres. Allah lo llama "misericordia para la humanidad", por lo tanto, nos conviene conocer tanto como sea posible acerca de este hombre. En esta y en la siguiente lección hablaremos brevemente de la vida y los tiempos del Profeta Muhammad. Su vida puede dividirse en dos periodos distintos: el periodo mecano y el periodo medinense.  

El periodo mecano 

 El Profeta Muhammad nació en el año 570 E.C. (Era Común), en la ciudad de La Meca en la Península Arábiga, parte de la actual Arabia Saudita. Su padre, Abdullah, había muerto poco después de casarse con Aminah [su madre], hija de Wahb, por lo que la tutela de Muhammad recayó en su abuelo Abdul Muttalib, que era el respetado y querido líder tanto del clan de Hashim como de la influyente tribu de la Quraish.

Como era costumbre en aquellos días, después del nacimiento, Muhammad fue confiado a una nodriza llamada Halima, de la tribu nómada de Sa'd Ibn Bakr. Así pasó sus primeros años en el desierto, aprendiendo las costumbres beduinas y el idioma árabe puro. Cuando Muhammad tenía cinco o seis años, su madre lo llevó a Iazrib, una ciudad oasis al norte de La Meca, para quedarse con sus parientes y visitar la tumba de su padre. En el viaje de regreso, Aminah se enfermó y murió. En ese momento, Muhammad fue devuelto a La Meca y puesto bajo el cuidado y protección de su abuelo Abdul Muttalib. Con su abuelo, Muhammad comenzó a aprender los principios básicos del arte de gobernar.

La Meca era el centro de peregrinación más importante de Arabia, y Abdul Muttalib su líder más respetado. Abdul Muttalib respetaba y honraba los tratados y mostraba los mejores principios morales. Amaba a los pobres y los alimentaba en tiempos de hambruna; ayudaba a los peregrinos y reprendía a los malhechores. Muhammad aprendió a una edad temprana que los buenos modales y la moral eran posibles incluso en una época y un lugar donde los fuertes pisoteaban a los débiles, y las viudas y los huérfanos eran indefensos.

Cuando Muhammad tenía ocho años, su abuelo también murió, dejándolo al cuidado de su tío Abu Talib, quien continuó protegiendo, sirviendo, defendiendo y honrando a Muhammad durante los tiempos difíciles de la Profecía y hasta el día en que murió. Fue bajo su tutela que Muhammad creció para convertirse en un joven bueno, conocido por sus excelentes modales y su honestidad. Muhammad era conocido como As-Sadiq (el veraz) y Al Amin (el confiable).

      De joven, Muhammad solía acompañar a su tío en sus viajes de negocios a Siria. Aprendió así el arte de comprar, vender y comerciar. Y así fue como a los 25 años ya era experto en estos asuntos. A menudo era contratado por la gente para negociar por ellos con las grandes caravanas y en las ciudades. Fue en ese momento cuando Muhammad fue contratado por una mujer de negocios de La Meca, Jadiyah.

       Ella reconoció y admiró el carácter y las habilidades indiscutibles de Muhammad y le propuso matrimonio, a pesar de que ella era aproximadamente 15 años mayor que él. Muhammad aceptó y vivieron juntos durante casi veinticinco años, hasta la muerte de Jadiyah (que Allah esté complacido con ella), unos 8 o 9 años después de la revelación del Corán. Durante este tiempo, aunque era permisible, Muhammad no se casó con ninguna otra mujer. Su vida juntos es una hermosa historia de amor que dio como resultado seis hijos, dos hombres y cuatro mujeres.

       Muhammad siempre había sido un hombre inclinado a reflexionar profundamente y contemplar las maravillas del universo. Alrededor de los cuarenta años comenzó a frecuentar una cueva en las afueras de La Meca, conocida como Hira. Fue en esta cueva, en el año 610 E.C., que los primeros versículos del Corán fueron revelados al Profeta Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él). La revelación del Corán continuó a lo largo de los siguientes 23 años aproximadamente, en diferentes lugares y de diferentes maneras.

Durante los dos o tres años después de la primera revelación, el Profeta Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) enseñó el Islam en secreto a aquellos en quienes confiaba. Sin embargo, cuando comenzó a predicar el Islam públicamente, la hostilidad de los adoradores de ídolos aumentó, y el Profeta y sus seguidores fueron objeto de abusos y acoso. La tribu de Quraish eran los guardianes de la Kabah, la Casa Santa a la que todos los árabes peregrinaban, y era una fuente de gran prestigio y beneficio, por lo que se volvieron abiertamente agresivos. Habrían asesinado al Profeta Muhammad de no haber sido porque la posición y el rango de su tío Abu Talib se los impedía.  

       No obstante, hicieron planes para erradicar este supuesto "flagelo" y los seguidores del Islam fueron acosados, torturados y asesinados. Este periodo de persecución culminó con tres años de boicot social y económico, que resultaron en graves privaciones y muertes por inanición. Aproximadamente un año después de comenzado el boicot, Jadiyah murió (que Allah esté complacido con ella). También en ese año, que se conocería como "el año de la tristeza", Abu Talib murió, dejando a los mecanos libres para conspirar y planear el exterminio de los musulmanes. En respuesta a su terrible situación, el Profeta Muhammad envió a un grupo de musulmanes a Abisinia para buscar la protección del justo rey cristiano, Negus.

       La persecución en La Meca se hacía cada vez más feroz, y el Profeta Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) buscó protección en la ciudad vecina de Taif. Allí se encontró con una gran y abierta hostilidad, y tuvo que escapar golpeado y ensangrentado. Sin embargo, se avecinaba un punto de inflexión, ya que en ese año varias personas aceptaron el Islam en la ciudad de Iazrib y el Profeta Muhammad se reunió con ellos.

       Los líderes de Iazrib se convirtieron al Islam e hicieron una promesa secreta de proteger al Profeta en caso de que los incrédulos trataran de matarlo. Así comenzó la lenta migración a aquella ciudad. El Profeta Muhammad ordenó a sus seguidores que abandonaran La Meca individualmente o en pequeños grupos. Esta fue una noticia muy preocupante para los quraishíes, y decidieron que no había otra opción que matar al Profeta y poner fin a los cambios que estaban teniendo lugar de una vez por todas.

Continuaremos esta breve biografía en la lección 2, el período medinense, donde descubriremos que la intervención divina frustró el plan de los asesinos y que la ciudad de Iazrib pronto se conocería como Al Madina An-Nabawiiah (la Ciudad del Profeta) o Medina.

Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.