Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Una mirada a la vida del Profeta Ibrahim

Descripción: Los eventos de la vida del Profeta Ibrahim nos enseñan lecciones valiosas que aún hoy en día son relevantes.

PorAisha Stacey (© 2013 NewMuslims.com)

Publicado el09 Jun 2019 - Última modificación14 Aug 2014

Impreso: 3 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 214 (Promedio diario: 2)

Categoría: Lecciones > Creencias islámicas > La vida de otros profetas


Objetivos:

·        Examinar varios eventos en la vida del Profeta Ibrahim (Abraham).

·       Comprender que la sumisión a la voluntad de Allah es un concepto muy importante en el Islam.

·       Saber que Allah otorga conocimiento a quien quiere, y esto no está determinado por la edad.

Términos árabes:

·       Ibrahim: Palabra en árabe para Abraham.

·       Shaitan: Es la palabra usada en el Islam y en el idioma árabe para referirse al demonio o Satanás, la personificación del mal.

GlimpsesProphetIbrahim.jpgEl profeta Ibrahim fue un Profeta de Allah y tiene el honor de ser descrito por Allah como Khalil-Allah que significa "aquel a quien Allah escogió por amor"

 A través de varios capítulos en el Corán Ibrahim es honrado como un paradigma de virtud. El fue un hombre cuyo carácter es un ejemplo para todos los creyentes; era amable, paciente, valiente y confiable, y Allah lo describe de tal manera.


"Abraham fue un guía ejemplar, era obediente a Allah, monoteísta, y jamás fue idólatra. Era agradecido por los favores de Allah. Él lo eligió y lo guio por el sendero recto. Le concedí en la vida mundanal todo lo bueno, y en la otra vida estará con los justos" (Corán 16:120-122).

Lección 1

Los padres pueden aprender de los hijos y los mayores pueden aprender de los jóvenes.

El conocimiento y entendimiento no es necesariamente algo que llega con la edad, o no solo porque una persona sea mayor significa que deba ser emulada. La forma en que el Profeta Ibrahim interactuó con su padre es un muy buen ejemplo de un hijo que respeta a su padre, aun cuando rechazaba sus opiniones o estilo de vida.

"Y recuerda cuando Abraham le dijo a su padre Ázar: '¿Tomas a los ídolos por divinidades? Creo que tú y tu pueblo están en un claro extravío'" (Corán 6:74).

El padre de Ibrahim era Azar, un escultor de ídolos, desde una edad muy temprana Ibrahim fue consciente de que los ídolos no eran más que pedazos de madera o piedra, objetos inanimados que no podían traer beneficio o daño. ¡A él le parecía increíble que la gente pudiese adorarlos y tomarlos como dioses!

Ibrahim trató de convencer a su padre de que su práctica de adorar ídolos era equivocada y, en última instancia, inútil. Habló con él de una manera amable, usando buenas palabras, y trató de advertirle de los peligros inherentes a la adoración de ídolos, pero su padre solo se enfadó.

"Cuando [Abraham] dijo a su padre: "¡Oh, padre mío! ¿Por qué adoras a lo que no oye ni ve ni puede beneficiarte en absoluto? ¡Oh, padre mío! Se me ha revelado un conocimiento que tú no tienes. Sígueme, y te guiaré por el sendero recto. ¡Oh, padre mío! No adores al demonio, porque el demonio fue desobediente con el Compasivo. ¡Oh, padre mío! Temo que te alcance un castigo del Compasivo y seas de los que acompañen al demonio [al Infierno]'. Dijo [su padre]: '¡Oh, Abraham! ¿Acaso rechazas a mis ídolos? Si no dejas de hacerlo te lapidaré. Aléjate de mí por buen tiempo'" (Corán 19:42-46).  

El hijo temió que su padre estuviese perdido y cayera en las trampas de Shaitan. Él era muy sabio para su edad, aun así el padre de Ibrahim no lo escuchó. Tal vez por el hecho de que su hijo pudiese guiarlo o enseñarle algo. Ibrahim no perdió los estribos, sino que respondió a las amenazas de su padre con respeto y sabiduría.

"Dijo [Abraham]: '¡Que la paz sea sobre ti! Pediré perdón por ti a mi Señor. Él ha sido generoso conmigo. Me alejaré de ustedes y de cuanto invocan en vez de Allah, e imploraré a mi Señor, y espero que mis ruegos a mi Señor no sean rechazados" (Corán 19:47-48).

Lección 2

El Islam es lógico.

Desde la perspectiva Islámica el Profeta Ibrahim no es considerado judío ni cristiano, sino un Profeta que se sometió a Allah y, por tanto, un musulmán. Allah nos dice en el Corán que desde una edad temprana el Profeta Ibrahim sintió la necesidad de encontrar al Dios único digno de adoración. Él se dio cuenta de que los ídolos que su gente adoraba eran moldeados y esculpidos por su padre, no eran nada sino madera y piedra. Él supo de manera instintiva que el sol, la luna y las estrellas no eran dioses de ningún tipo. El Islam nos dice que la adoración a Allah es la única conclusión lógica a la que puede llegar una persona que examina las evidencias. Esto es exactamente lo que hizo Ibrahim. Primero les pidió a los ídolos de madera que respondieran cuando les hablaba y luego les destruyó. Ellos no podían hablar ni protegerse a sí mismos. Después, miró a los cielos y trató de buscar una respuesta. 

"Al llegar la noche vio una estrella y le dijo [a su pueblo]: '¡Este es mi Señor!'. Pero cuando desapareció dijo: 'No adoro lo que se ausenta'. Luego, al ver la luna aparecer dijo: '¡Este es mi Señor!'. Pero cuando desapareció dijo: 'Si no me guía mi Señor, seré de los pueblos extraviados'. Y cuando vio salir el sol dijo: '¡Este es mi Señor, este es el más grande [de los astros]!'. Pero cuando desapareció dijo: '¡Pueblo mío! Yo estoy libre de asociarle, como ustedes, divinidades a Allah'. Me consagro a Quien creó los cielos y la Tierra, soy monoteísta puro. No soy de los que Le asocian divinidades a Allah [en la adoración]'" (Corán 6:76-79).

Hay una lección importante para aprender de este evento de la vida del Profeta Ibrahim. Usando la lógica, uno puede fácilmente ver los signos que apuntan a la existencia de Allah y que solo Él merece ser adorado. El sol, la luna, las estrellas no son dioses, sino que son signos de la existencia y la grandeza de Allah. A través de la contemplación, Ibrahim comprendió acerca de la existencia y naturaleza sublime de Allah.

Lección 3

Un verdadero creyente está dispuesto a darlo todo por agradar a Allah.

De acuerdo con el Islam, el Profeta Ismail fue el hijo mayor del Profeta Ibrahim. Cuando él estaba lo suficientemente grande para caminar con su padre y hablar con él de hombre a hombre, Ibrahim le explicó que había tenido un sueño en el cual había visto que lo mataba. Los sueños de los profetas son una forma de revelación, de esta manera constituyen una orden por parte de Allah. Ciertamente, si a una persona le dijera su padre que iba a asesinarla debido a un sueño, ¡dudaría del sueño, así como de la cordura de su padre! Pero Ismail conocía el estatus de su padre; él era un hombre piadoso, hijo de un hombre piadoso, y ambos estaban comprometidos con el sometimiento a Allah. El Profeta Ibrahim llevó a su hijo al lugar donde iba a ser sacrificado y lo acostó boca abajo. Por esta razón, Allah los ha descrito con las más bellas palabras, pintando un cuadro de la esencia de la sumisión, el cual llena los ojos de lágrimas.

"Cuando ambos se resignaron, y [Abraham] lo echó sobre la frente [a Ismael para sacrificarlo]" (Corán 37:103).

Justo cuando el cuchillo de Abraham estaba a punto de descender, habló una voz que lo interrumpió:

"Lo llamé: ¡Oh Abraham! Has cumplido con lo que viste [en tus sueños]. Así recompenso a los que hacen el bien'. Esa fue una dura prueba" (Corán 37:104-106).

Ciertamente, fue la más grande prueba de todas, el sacrificio de su amado hijo, quien nació en su vejez luego de varios años de desear progenie. Aquí, Ibrahim mostró su voluntad de sacrificar cualquier cosa por la causa de Allah. Por esa razón, fue designado el líder de toda la humanidad, aquel a quien Allah bendijo con la progenie de los profetas. Este glorioso momento nos muestra que la existencia de una persona no tiene significado o valor excepto cuando es usada para agradar a Allah. 

Examen y navegación rápida
Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.