Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

La súplica (parte 1 de 2)

Descripción: Significado, beneficios y método de la súplica (du’a).

PorImam Kamil Mufti (© 2012 IslamReligion.com)

Publicado el09 May 2019 - Última modificación20 Oct 2016

Impreso: 3 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 216 (Promedio diario: 2)

Categoría: Lecciones > Actos de adoración > Las oraciones


Objetivos:

·       Comprender el significado de du’a.

·       Apreciar que la du’a es adoración.

·       Aprender 15 beneficios de la du’a.

·       Entender la etiqueta y el método correctos de hacer du’a.

Términos árabes:

·       Du’a: Súplica, plegaria, pedirle algo a Allah.

·       ShirkPalabra que implica asociar copartícipes con Allah o conferir atributos divinos a otro que no sea Allah; o creer que la fuente de poder, daño y bendiciones viene de otro distinto de Allah.

·       Halal: Permitido.

·       Taqwa: Lingüísticamente significa “proteger” o “escudar”, como protegerse de las malas acciones. En el Islam, taqwa se refiere a tener consciencia de Allah. Describe un estado de consciencia de Allah en todo lo que haces.

·       Amin: Expresión dicha al terminar de decir una súplica, y significa "¡Oh Allah!, por favor, acéptala".

·       Qiblah: La dirección hacia donde uno se orienta durante las oraciones formales.

 

Supplication1.jpg

La palabra árabe du’a significa pedirle al Señor Su ayuda y apoyo. Puede ser traducida como "súplica" u "oración". Es una forma de adoración porque Allah nos ordena que Le hagamos du’a a Él: 

“No hay nada ni nadie con derecho a ser adorado salvo Él, háganle du’a solamente a Él” (Corán 40:65)

Dado que la du’a es un acto de adoración, la forma en que se hace, el procedimiento a seguir y los modales a observar al realizarlo deben provenir del Corán y la Sunnah.

La du’a está estrechamente relacionada con la fe de uno. Primero, es una declaración abierta de la creencia en Allah y solo en Allah. Segundo, la persona siente que quien está en control de su vida es Allah; esto es porque está acudiendo a Él y rogándole por sus necesidades. Tercero, nos recuerda que Allah realmente escucha la du’a y la responderá.  

Recordemos que la du’a es un acto de adoración, por lo tanto, hacerle du’a a otro distinto de Allah es un acto de shirk. La du’a solo puede ser dirigida a Allah y únicamente a Él. Una aleya del Corán es suficiente para ilustrar este punto:

“Diles [oh, Muhammad]: 'Solo hago du’a a mi Señor y no adoro a otro que Dios'” (Corán 72:20).

Supongamos que una persona le hace du’a a otro que no es Allah, sea un ídolo o un santo, creyendo que ese ser puede escucharlo como Allah y puede responder su du’a, entonces hacer eso es equiparar a ese objeto o persona con Allah. Eso es, precisamente, el shirk.

Beneficios de la du’a:

1.     La du’a es uno de los actos más nobles a los ojos de Allah.

2.     La du’a es la esencia de la adoración.

3.     La du’a es una señal de la fe de uno.

4.     Hacer du’a es obedecer a Allah.

5.     Allah está cerca de la persona que hace du’a.

6.     A través de la du’a Allah muestra Su generosidad hacia nosotros.

7.     La du’a es una señal de humildad.

8.     La du’a repele la ira de Allah.

9.     La du’a puede salvarlo a uno del fuego del Infierno.

10. Hacer du’a demuestra el tener conocimiento del Todopoderoso.

11. Allah ama la du’a.

12. La du’a separa al creyente del incrédulo.

13. La du’a es el arma del creyente, y de aquellos que han sido perjudicados.

14. La du’a es un medio de comunicación directo con el Creador.

15. La du’a es un acto fácil de adoración.

Antes de hacer du’a

1.     Sea consciente de que solo Allah responde la du’a.

“¿Acaso Quien responde al afligido cuando Lo invoca, alivia los pesares y los ha hecho a ustedes los responsables de la Tierra [puede equipararse a quien no es capaz de hacer nada de eso]? ¿Acaso puede haber otra divinidad junto con Dios? Pocos son los que reflexionan” (Corán 27:62).

2.     Sea sincero con Allah al hacer du’a.

“Los que ustedes invocan en vez de Dios no pueden auxiliarlos ni auxiliarse a ellos mismos” (Corán 7:197).

3.     No sea apresurado cuando haga du’a.

      El Profeta dijo: "El siervo recibirá respuesta siempre que su du’a no involucre pecado ni romper los lazos familiares, y siempre que no se apresure. Le preguntaron: “¿Qué significa que apresurarse?”. Respondió: “Cuando dice: ‘Hago du’a y hago du’a, y no he visto ninguna respuesta', y se frustra y deja de hacer du’a[1].

4.     Haga du’a por cosas buenas.

      A Allah Le gusta que Sus siervos Le pidan por todo lo que sea para su beneficio espiritual y mundano, como la comida, la bebida, la ropa, la guía, el perdón, etc. El Profeta Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Pídanle a su Señor lo que necesiten, incluso pídanle un cordón de zapato si este se les rompe”[2].

5.     Haga du’a con el corazón atento.

      Concéntrese en hacer du’a, enfóquese en lo que Le está pidiendo a Allah, ponga su mente y su corazón en ello. Piense en lo que dijo el Profeta Muhammad: “Hagan du’a a Allah en un estado en el que estén seguros de que su du’a será respondida, y sepan que Allah no responde una du’a hecha desde un corazón despreocupado y desatento”[3].

 

 

6.     Gane su sustento desde una fuente islámicamente permisible y coma comida halal.

      Vender alcohol y carne de puerco, apostar, robar y aceptar sobornos son todos ejemplos de fuentes de ingresos inadmisibles. Se afirma en el Corán:

“Dios solo acepta las obras de los que obran con fe sincera” (Corán 5:27).

Mientras hace la du’a

1.     Alabe a Allah antes de la du’a y envíe bendiciones sobre el Profeta.

      El Profeta (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) vio a alguien haciendo du’a y le dijo: "... cuando termines tu oración formal, siéntate y alaba a Allah con las alabanzas que Él merece, y ora por mí, luego haz tu du’a"[4].

      El Profeta también dijo: “Una du’a no se elevará hasta Allah a menos que la persona incluya una súplica por el Profeta”[5].

Por lo tanto, puede comenzar su du’a con palabras como:

          "Alhamdulil-lah was-salatu was-salam ‘ala Rasulil-lah".

      (Todas las alabanzas y agradecimientos son para Allah y que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con el Mensajero de Allah [Muhammad])

2.     Levante sus manos.

      Se sabe que los musulmanes levantan sus manos cuando Le suplican a Allah. Hay bastantes reportes del Profeta Muhammad de que él levantaba sus manos mientras Le suplicaba a Allah.

3.     Oriéntese hacia la qiblah (la dirección hacia la cual uno se orienta al hacer las oraciones formales).

      Hay reportes de que el Profeta se orientaba hacia la qiblah cuando hacía du’a.

4.     Es bueno llorar al hacer du’a.

      Llorar muestra sinceridad y es más probable que así la persona se humille ante Allah.

5.     Espere lo mejor de Allah y sepa que Él responderá.

      El Profeta Muhammad dijo: “No hay musulmán que haga una du’a, en la cual no haya pecado ni ruptura de lazos familiares, sin que Allah le dé una de tres cosas a cambio: que Él responda su du’a pronto, o que se la guarde para el Más Allá, o que aparte un mal equivalente lejos de él”. Ellos dijeron: “Haremos mucha du’a". El Profeta dijo: “Allah es más Generoso”[6].

6.     Haga du’a con humildad y temor.

      Allah dice en el Corán:

“Invoquen a su Señor con humildad en privado. Él no ama a los transgresores” (Corán 7:55).

7.     Reconozca sus pecados.

8.     Sea firme al hacer su du’a

      El Profeta dijo: “Cuando uno de ustedes hace una du’a, que sea firme en su du’a y no diga ‘¡Oh Allah!, si quieres, entonces perdóname’, porque no hay nadie que pueda obligar a Allah a hacer algo”[7].

9.     Repita la du’a tres veces.

      Repetir la du’a tres veces está reportado del Profeta en muchos hadices.

10.  Diga “Amín” al terminar.

      Amin es el equivalente de la palabra “Amén”. En árabe, significa "¡Oh Allah!, por favor, acepta".



Notas de pie:

[1]  Sahih Muslim.

[2] Tirmidhi.

[3] Tirmidhi.

[4] Tirmidhi.

[5] Nasa'i.

[6] Ahmad.

[7] Sahih Al Bujari, Sahih Muslim.

Examen y navegación rápida
Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.

Más lecciones en el mismo nivel4