Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Satanás: El peor enemigo de la humanidad (parte 1 de 2)

Descripción: ¿Quién es Satanás? ¿Es el ángel caído, el demonio mencionado en la literatura cristiana? En esta lección aprendemos acerca de su creación, su caída y su suprema enemistad hacia la humanidad.

PorAisha Stacey (© 2012 IslamReligion.com)

Publicado el09 May 2019 - Última modificación20 Oct 2016

Impreso: 3 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 236 (Promedio diario: 1)

Categoría: Lecciones > Creencias islámicas > Artículos de fe


Objetivos:

·       Reconocer a Satanás y entender su misión.

Términos árabes:

·       Shaitan: Es la palabra utilizada en el Islam y en idioma árabe para referirse al demonio o Satanás, la personificación del mal.

·       Yinn: Creación de Allah que fue creada antes que la humanidad a partir de fuego sin humo. A veces se los denomina seres espirituales, la llorona, poltergeists, fantasmas, etc. 

·       Shirk: Palabra que implica asociar copartícipes con Allah o conferir atributos divinos a otro que no sea Allah; o creer que la fuente de poder, daño y bendiciones viene de otro distinto de Allah.

·       Jushu: El acto de ser completamente solemne, sumiso y humilde ante Allah durante la oración.

Shaytan01.jpgA diferencia de las descripciones del demonio en la doctrina cristiana, el Shaitan no es un ángel caído, sino que es un yinn que puede pensar, razonar y tiene libre albedrío. Él fue el más recto entre los yinnes, así que Allah lo elevó a una posición entre los ángeles. Debido a su orgullo y arrogancia, que se puede leer en la historia de Adán en el sitio web www.islamreligion.com, él perdió la esperanza de conocer alguna vez la misericordia de Allah y se ha comprometido a no habitar las profundidades del Infierno solo. El deseo de Satanás es llevarse con él al Infierno a tantos seres humanos como le sea posible.

“¡Oh, hijos de Adán! Que no los seduzca el demonio...” (Corán 7:27).

“El demonio es para ustedes un enemigo, tómenlo como un enemigo...” (Corán 35:6).

“... Quien tome al demonio como aliado en lugar de Dios estará evidentemente perdido” (Corán 4:119).

Es importante entender que incluso Satanás mismo reconoce la Unidad y Unicidad de Allah y Su derecho a ser adorado. Allah nos ha informado que las promesas de Satanás no son más que mentiras y engaños, y Satanás está de acuerdo, pues él no puede ofrecer nada.

 “Entonces Shaitan dirá, cuando todos hayan sido sentenciados: 'La promesa que Dios les hizo era verdadera, en cambio yo les hice promesas que no cumplí. Yo solo tenía poder para seducirlos mediante susurros, pero fueron ustedes quienes me siguieron. No me culpen ahora, sino que repróchense a ustedes mismos...” (Corán 14:22).

Todo acto de desobediencia que es odiado por Allah es amado por Shaitan, él ama la inmoralidad y el pecado. Él susurra en los oídos de los creyentes, interrumpe su oración y el recuerdo de Allah. Uno de los más grandes eruditos del Islam, Ibn Al Qaiem (que Dios lo tenga en Su misericordia) dijo: “Una de sus estrategias (de Satanás) es que siempre hechiza a las personas hasta que son engañadas, y hace atractivo para la mente lo que la dañará”. 

Satanás tiene una amplia experiencia en el campo del engaño. Tiene trucos y tentaciones y susurra implacablemente. Satanás es capaz de incitar y azuzar, implantando pensamientos y deseos. Sin embargo, Allah no ha dejado a la humanidad indefensa, Él nos ha proporcionado armas, y una de las mayores es la información. Satanás es nuestro enemigo mortal, y para combatir sus trucos e ilusiones, debemos conocerlo bien. El objetivo final de Satanás es privar del Paraíso a la mayor cantidad posible de personas, y llevárselas al Infierno. Para lograr su objetivo, él ha establecido una serie de metas a corto plazo. Ser conscientes de esas metas nos da la capacidad de armarnos para defendernos.

Metas a corto plazo

1.     Hacer que las personas cometan el gran pecado del shirk. Todo aquel que adora algo que no se a Allah, sea un ídolo, una estatua, el Sol, la Luna, una persona o un principio, en esencia está adorando a Satanás[1].

2.     Alentar a las personas a cometer pecados y actos de desobediencia. Cuando Satanás pierde la esperanza en ser adorado, se contenta con ser obedecido en asuntos que parecen insignificantes[2]. Él ama la inmoralidad y el pecado, porque estos tienen un efecto directo en el compromiso religioso de una persona.

3.     Evitar que las personas hagan buenas obras. Satanás no solo hace que las personas cometan pecados y actos de desobediencia, también se contenta con evitar que hagan actos de bien. Satanás es paciente, espera tranquilo mientras llena nuestras mentes de dudas y supersticiones. Cuando una persona está planeando hacer una buena obra, él le susurra para evitarlo, y siembra pequeñas dudas en su mente.

4.     Dañar los actos de adoración. Si Satanás no es capaz de evitar que una persona obedezca a Allah y deje de realizar buenas obras, se esfuerza por corromper sus actos de adoración. Cuando la persona está orando, le susurra y la distrae. El deseo de Satanás es evitar que la persona obtenga su recompensa por orar con jushu y, finalmente, alejarla de Allah.

5.     Causar daño mental y físico. Además de hacer que los creyentes cometan actos de shirk, Satanás también tiene como objetivo causar daño físico y mental, por ejemplo, envía malos sueños para causarle angustia y temor a la persona. Molesta a la gente desde el momento en que nace hasta su muerte. En sus momentos finales, él continúa susurrando y acosando para evitar que la persona invoque a Allah y confirme su creencia solo en Dios.

 



Notas de pie:

[1] Sh. Omar Al Ashqar en El mundo de los Jinn y los demonios.

[2] At-Tirmidhi, Sahih Muslim.

Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.

Más lecciones en el mismo nivel4