Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Biografía detallada del Profeta Muhammad: Período medinense (parte 1 de 3)

Descripción: Lección de tres partes sobre la vida del Profeta Muhammad luego de migrar a Medina hasta su fallecimiento. Parte 1: Migración a Medina y algunos de los eventos que ocurrieron al poco tiempo. 

PorImam Kamil Mufti (© 2016 NewMuslims.com)

Publicado el25 May 2019 - Última modificación21 Sep 2016

Impreso: 4 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 289 (Promedio diario: 1)

Categoría: Lecciones > El Profeta Muhammad > Su biografía


Objetivos:

·       Aprender sobre la migración a Medina.

·       Aprender sobre la primera mezquita en Medina.

·       Comprender el lazo de verdadera hermandad establecido por el Profeta.

·       Aprender sobre la Batalla de Badr.

Términos árabes:

·       Adhan: La forma islámica de llamar a los musulmanes a realizar las cinco oraciones obligatorias.

Migración a Medina

El Profeta (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) dio su aprobación para que los creyentes comenzaran a emigrar a Iázrib, la cual fue renombrada como Madinat-un Nabi (ciudad del Profeta) o solo Medina. La gente de Quraish trató de frenar a la mayor cantidad de musulmanes posible, pero en un lapso de dos meses casi todos los musulmanes habían dejado Meca, mientras que el Profeta permaneció con solo algunos de sus compañeros. Finalmente, luego de varios días de viaje a través del desierto, Medina estaba a la vista. La misión del Islam estaba a punto de comenzar una nueva fase.  

Llegada a Medina

La gente de Medina había tenido noticias de que el Profeta había emigrado y estaba por llegar. El primer lugar donde se detuvo fue en un pequeño pueblo llamado Quba, era un asentamiento elevado a tres millas de Medina. Una de las primeras cosas que los musulmanes hicieron allí fue construir una mezquita. Luego de completarla, el Mensajero de Allah se dirigió a la ciudad. Los medinenses salieron en multitud a recibirlo. Era el mes de Rabi Al Awal, trece años después de haber recibido la primera revelación de Allah. Esta emigración marcó una nueva etapa en la misión del Profeta y se convertiría en el punto desde el cual los musulmanes comenzarían a contar su calendario. 

Primera mezquita en Medina

La primera acción que realizó el Profeta fue construir una mezquita en donde los creyentes pudieran congregarse para rezar en comunidad. Esta mezquita se llamó "Mezquita del Profeta", pero no era más que un patio rodeado de paredes de barro y cubierto con hojas de palmeras. 

En Meca, los musulmanes no podían rezar juntos en congregación dado el peligro que eso implicaba. Ahora que esa amenaza había desaparecido, se establecieron las cinco oraciones diarias en la mezquita para todos en conjunto. Bilal Ibn Rabah, quien había sido esclavo, fue elegido para tener el honor de realizar el Adhan. Cada vez que su voz declaraba "¡Allah es el más Grande!" la gente dejaba lo que estaba haciendo y se dirigían a la mezquita para rezar. 

Mientras se construía la mezquita, el Profeta vivió junto a Abu Aiiub Al Ansari, ya que no tenía casa propia y se rehusaba a recibir los extravagantes regalos de sus seguidores. 

Una verdadera hermandad

Los musulmanes que emigraron tuvieron el honorable título de "Emigrantes" (Al Muhayirún), porque abandonaron su tierra natal por el Islam. Los musulmanes de Medina fueron llamados "Auxiliadores" (Al Ansar), porque ayudaron a los primeros para que se establecieran en su tierra. El Profeta instituyó un pacto de hermandad entre los dos grupos al emparejar a un emigrante con un auxiliador. El auxiliador debería compartir su hogar y posesiones con su hermano emigrante. 

Continuación de las hostilidades

Los musulmanes escaparon de la persecución en La Meca, pero los quraishíes seguían decididos en destrozar el Islam y a los musulmanes. Usaron su influencia en Arabia para prevenir que muchas tribus visitaran Medina. Ya que no existía un gobierno centralizado en toda Arabia, las tribus y comunidades se relacionaban entre sí a través de alianzas y tratados. En ausencia de ambos, significaba que estaban potencialmente en guerra. Una tribu solo celebraría un acuerdo si hubiera algún incentivo para ellos. Los quraishíes, siendo la fuerza poderosa que eran, no tenían nada que ganar haciendo un tratado con los musulmanes. 

El Profeta entendía la situación perfectamente, pero no pudo hacer nada hasta que finalmente se revelaron los siguientes versículos: “Se les ha permitido [combatir a los creyentes] que son atacados porque son víctimas de una injusticia. Dios tiene el poder para socorrerlos. Ellos fueron expulsados injustamente de sus hogares solo por haber dicho 'Nuestro Señor es Dios'...” (Corán 22:39-40).

Antes de esto, los musulmanes no tenían permitido repeler los ataques que sufrían, ni siquiera en defensa propia. Es por eso que tantos de ellos fueron torturados y humillados en La Meca. Ahora tenían permiso para defenderse ya que su situación había cambiado. 

Batalla de Badr

Los musulmanes concluyeron una variedad de tratados con diversas tribus, pero el ejército de Quraish (1.000 hombres) y el de los musulmanes (poco más de 300) se encontraron cara a cara en su primera batalla en Badr (un pequeño pueblo a unos 130 km de Medina). A pesar de estar ampliamente superados en número, con la ayuda de Allah, los musulmanes pudieron derrotar a los quraishíes, quienes escaparon en retirada. Setenta idólatras cayeron muertos y otros setenta fueron tomados como prisioneros. La mayoría de los líderes de Quraish murieron ese día, incluyendo el infame Abu Yahl. Los musulmanes solo tuvieron 14 bajas. 

Tratamiento de los prisioneros

Los prisioneros de guerra fueron atados y puestos a cargo de diferentes soldados musulmanes. El Profeta ordenó que fueran bien tratados y alimentados. Algunos compañeros tomaron esas palabras tan seriamente que les daban pan los prisioneros mientras que ellos solo se conformaban con dátiles. Se liberó a los prisioneros más ricos bajo pago de recompensa, y aquellos alfabetizados debían enseñar a diez musulmanes a leer y escribir para recuperar su libertad. Mientras tanto, en la Meca, los quraishíes lloraban a sus muertos y juraban tomar venganza. 

Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.