Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Creer en los ángeles

Descripción: Una lección sobre la perspectiva islámica con respecto a la creencia en los ángeles, su existencia, atributos, tareas, número, nombres y habilidades.

PorImam Kamil Mufti

Publicado el15 Apr 2019 - Última modificación01 May 2017

Impreso: 3 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 194 (Promedio diario: 1)

Categoría: Lecciones > Creencias islámicas > Artículos de fe


Prerrequisitos

·       Una introducción a los pilares del Islam y los artículos de la fe (2 partes).

Objetivos

·       Aprender lo que la creencia islámica en los ángeles implica.

·       Familiarizarse con la verdadera realidad de los ángeles tal como se describe en el Islam.

·       Aprender sobre la cantidad, nombres, habilidades y tareas de los ángeles.

·       Apreciar que la creencia en los ángeles no significa que Allah tenga alguna necesidad de Su creación.

Términos árabes 

·       Imán: Fe, creencia o convicción.

·       Kabah: La estructura en forma de cubo ubicada en la ciudad de La Meca. Sirve como un punto focal hacia el cual se orientan los musulmanes durante la oración.

Creer en los ángeles es uno de los seis pilares de la creencia o Imán en el Islam. Lo que significa:

(i)   Creer en la realidad de los ángeles,

(ii)  los nombres asignados a los ángeles,

(iii) las tareas y habilidades de los ángeles en los cielos y en la Tierra.

Realidad de los ángeles 

Los ángeles no son "fuerzas bondadosas de la naturaleza", hologramas de imágenes, ni ilusiones; tampoco son bebés querubines regordetes con una aureola sobre sus cabezas, como suele representarse en las ilustraciones cristianas. Ellos son reales, creados, pero generalmente están ocultos a nuestros sentidos. No tienen cualidades divinas y no son socios de Dios que manejan diferentes distritos del universo. Además, no son seres a los que haya que adorar o rezar, ya que no interceden por nosotros a petición nuestra ni entregan nuestras oraciones a Dios. Todos se someten a Dios y cumplen sus mandamientos. No hay ángeles caídos, no están divididos en ángeles "buenos" y ángeles "malos". Los seres humanos no se convierten en ángeles después de morir.

Los ángeles fueron creados a partir de luz antes que los seres humanos. Los ángeles son bellas criaturas con alas, tal y como son descritos en el Corán.

Los ángeles forman distintas jerarquías y órdenes en el sentido de que son de diferentes tamaños, estatus y méritos. Los mejores son los que estuvieron presentes en la batalla de Bader, quienes lucharon junto al Profeta contra los paganos de La Meca.

Son de gran tamaño, el más grande de ellos es Gabriel. De hecho, nuestro Profeta lo vio en su forma original: tenía seiscientas alas y cubría el horizonte; joyas, perlas y rubíes caían de sus alas, de una manera sobre la que solo Allah conoce. También, los asistentes del Trono de Dios están entre los ángeles de mayor importancia. Aman a los creyentes y buscan que Allah les perdone sus pecados. Ellos cargan el Trono de Allah, el Profeta dijo sobre uno de ellos:

“Se me ha dado permiso para hablar sobre uno de los ángeles de Allah que cargan el Trono. La distancia entre los lóbulos de sus orejas y sus hombros es equivalente a una distancia de setecientos años” (Abu Dawud).

No comen ni beben. Cuando Abraham colocó un ternero [asado] frente a los ángeles que lo visitaron para darle las buenas nuevas de un hijo, rechazaron comer:

“Y rápidamente se fue a preparar con su familia el mejor de sus terneros, y se los ofreció [asado]. Pero [al ver que no comían] les dijo: ‘¿Acaso no van a comer?’, y sintió temor de ellos. Pero le dijeron: ‘No temas’, y le albriciaron que tendría un hijo dotado de sabiduría” (Corán 51:26-28).

Los ángeles no se aburren ni se cansan de recordar ni de adorar a Allah:

“Lo glorifican noche y día, sin cesar” (Corán 21:20).

El número de ángeles

¿Cuántos ángeles hay? Solo Allah lo sabe. Al Bait Al Ma’mur es una casa sagrada en los cielos sobre la Kabah ―el recinto sagrado de color negro en forma de cubo en La Meca―. Cada día setenta mil ángeles la visitan y se van, sin retornar nunca más, y otro grupo llega tras ellos[1].

El Mensajero de Allah dijo:

 “El Infierno se hará manifiesto ese día por medio de setenta mil cuerdas, cada una de las cuales será tirada por setenta mil ángeles” (Sahih Muslim).

Los nombres de los ángeles

Se nos manda creer en los nombres de los ángeles que han sido mencionados en el Corán y en la Sunnah. Estos incluyen:

Gabriel (Yibril en árabe), Miguel (Mikail), Israfil, Malik (el guardián de las puertas del Infierno), Munkar y NakirHarut y Maarut entre otros.

Los nombres Rafael y Azrael no están basados en textos islámicos. De los anteriores, solo Gabriel y Miguel están mencionados en la Biblia.

Habilidades angelicales

Los ángeles tienen grandes poderes que Allah les ha dado.

Tienen la habilidad de adoptar formas diferentes a la suya. En el momento de la concepción de Jesús, Allah envió al ángel Gabriel donde María en la forma de un hombre, como dice Allah en el Corán:

“… Entonces le envié a Mi ángel, quien se le presentó con forma humana” (Corán 19:17).

Los ángeles también se presentaron ante Abraham en forma humana, y él no sabía que eran ángeles hasta que ellos se lo dijeron. De manera similar, los ángeles visitaron a Lot para librarlo del peligro y se presentaron en forma de jóvenes con rostros hermosos. Gabriel solía visitar al Profeta Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) en distintas formas. A veces aparecía en la forma de uno de sus bellos discípulos, y otras veces en la forma de un beduino.

Los ángeles tienen la habilidad de adoptar formas humanas en ciertas circunstancias que involucran a personas comunes, tales como los que se presentaron ante el hombre que mató a cien personas, y aquellos que fueron donde el ciego, el calvo y el leproso.

La mayor velocidad conocida por el hombre es la velocidad de la luz, pero los ángeles son capaces de viajar mucho más rápido. Apenas había alguien finalizado de hacer una pregunta al Profeta, cuando Gabriel ya traía la respuesta de parte de Allah.

Gabriel es el Mensajero de Dios para la humanidad, él transmitió la revelación de Allah a Sus mensajeros. Allah dice:

"Dile [¡oh Muhammad!] a quien sea enemigo del ángel Gabriel, que él es quien descendió la revelación a tu corazón con la anuencia de Dios, confirmando los mensajes anteriores, como guía y buena nueva para los creyentes" (Corán 2:97).

Tareas de los ángeles

Algunos ángeles están a cargo de ejecutar la ley de Dios en el mundo físico. Miguel es responsable de la lluvia, dirigiéndola a donde Allah quiera, él tiene ayudantes que hacen lo que les diga, por orden de su Señor; ellos dirigen los vientos y las nubes como Allah quiera. Otro es responsable de soplar la Trompeta, Israfil, que será soplada al comienzo del Día del Juicio.  Otros son responsables de sacar las almas de los cuerpos en el momento de la muerte: estos son el ángel de la muerte y sus ayudantes. Allah dice:

“Diles: ‘Tomará sus almas el ángel de la muerte, que fue encargado para ello, y luego comparecerán ante su Señor’” (Corán 32:11).

Luego están los ángeles guardianes personales, responsables de proteger al creyente a lo largo de su vida, cuando se queda en casa o cuando viaja, cuando está dormido o cuando está despierto. Estos son los ángeles sobre los cuales Allah dice:

“El [ser humano] tiene [ángeles] guardianes por delante y por detrás, que lo protegen por orden de Dios” (Corán 13:11).

Otros son responsables de registrar los actos de los seres humanos, los buenos y los malos. Estos son los “honorables escribas” (kiramán katibín).

Munkar y Nakir son responsables de interrogar a la gente en la tumba.

Entre ellos hay quienes cuidan del Paraíso y los diecinueve "guardias" del Infierno, cuyo líder es Malik.

También hay ángeles responsables de insuflar el alma en el feto y anotar sus provisiones, tiempo de vida, acciones y si será desdichado o feliz.

 Algunos ángeles son errantes, viajan alrededor del mundo en busca de reuniones donde se recuerde a Dios. También hay ángeles que constituyen el ejército celestial de Dios, parados en filas, que nunca se cansan ni se sientan, y otros que se inclinan o se postran y nunca levantan sus cabezas, siempre en adoración a Allah.

Como hemos aprendido de todo lo mencionado, los ángeles son una creación grandiosa de Dios, que varían en cuanto a su número, roles y habilidades. Dios no tiene necesidad de estas criaturas, pero tener conocimiento y creer en ellas es un incremento del temor y admiración que uno siente hacia Dios, en el sentido de que es capaz de crear lo que Él desee, ya que la magnificencia de Su creación es una prueba de la magnificencia del Creador.

 



Notas de pie:

[1] Sahih Al Bujari.

Examen y navegación rápida
Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.