Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Manteniendo la buena compañía

Descripción: Ser selectivo al escoger a los amigos y las compañías ayuda a preservar y salvaguardar la propia religión. Esta esclarecedora lección explica cómo se puede lograr esto.

PorImam Kamil Mufti

Publicado el11 Apr 2019 - Última modificación27 Apr 2017

Impreso: 4 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 332 (Promedio diario: 1)

Categoría: Lecciones > Estilo de vida, valores morales y prácticas islámicas > Valores morales y prácticas generales


Objetivos

·       Aprender cómo ser selectivo al escoger a los amigos y las compañías.

·       Ser consciente de la cantidad y tipo de influencia que los compañeros tienen unos sobre otros.

·        Conocer los beneficios de entablar amistad con musulmanes correctos.

 Términos árabes

·       Iblís: Nombre árabe para Satanás.

·       Sunnah: La palabra Sunnah tiene varios significados según el área de estudio; sin embargo, el significado que generalmente se le atribuye es: palabras, acciones y aprobaciones del Profeta.

·       Shaitán: En ocasiones deletreado como Shaytaan. Es la palabra utilizada en Islam y en lengua árabe para denominar al diablo o Satanás, la personificación del mal.

·       Zakat: Caridad obligatoria.

·       Masyid: Palabra árabe para mezquita.

Una de las mejores maneras en que los musulmanes pueden preservar y salvaguardar su religión es que sean selectivos con quienes toman por amigos y compañía. Sin mucho esfuerzo, se puede ver la cantidad de influencia que los compañeros tienen unos sobre otros. Esclarecedor es aquel dicho del Profeta (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él):

“Una persona sigue la forma de vida (din) de su amigo cercano; por lo tanto, que cada quien tenga cuidado con quiénes toma como sus amigos cercanos” (Abu Dawud).

Un hecho evidente es que los amigos cercanos, por lo general, lo son por las cosas que tienen en común. Tienen los mismos intereses y pasatiempos, se relacionan bien entre sí e intentan agradarse mutuamente haciendo aquellas cosas que gustan a sus amigos. Por esta razón, están en el mismo din, o modo de vida. Si un individuo es un ladrón, tendrá amigos ladrones; si una persona dedica su vida a la ciencia, tendrá a otros científicos como amigos; y si uno dedica su vida al Islam, escogerá otros buenos musulmanes como amigos.

Cuando uno elige malos amigos, estos lo alientan a uno a hacer actos malvados, o al menos no lo alientan a hacer buenos actos. Por otro lado, si una persona selecciona cuidadosamente a sus amigos y solo se rodea de gente buena, se aconsejarán y se encomendarán unos a otros con rectitud y piedad, y se impedirán y advertirán unos a otros de hacer el mal. Un claro ejemplo de esto es que, si un musulmán que reza se hace amigo de una persona que no reza, cuando llegue el momento de la oración, su amigo que no reza probablemente no le recordará que es el momento de la oración. Más bien, puede ser que cuando el que reza quiera excusarse para ir a la oración, su amigo intente impedirlo o decirle que lo haga más tarde. Además, si uno se hace amigo de una persona que no se preocupa mucho por evitar cometer pecados, hasta podría alentar a sus amigos a cometer actuar del mismo modo. Allah menciona lo que una persona que tenía malos compañeros dirá en el Día del Juicio en el siguiente verso:

“El injusto morderá sus propias manos [lamentándose] y dirá: '¡Ojalá hubiera seguido el camino del Mensajero! ¡Ay de mí! ¡Ojalá no hubiera tomado a aquel por amigo!, pues me alejó del Mensaje, a pesar de que me había llegado'. El demonio lleva al ser humano a la decepción” (Corán 25:27-29).

El Profeta dijo en cuanto al mal compañero:

“El ejemplo del buen y del mal compañero es como quien lleva un buen perfume y otro que es herrero. En cuanto a quien lleva perfume, bien puede que le dé un poco del perfume o que usted se lo compre, o [por lo menos] usted sentirá una fragancia agradable junto a él. En cuanto al herrero, él podría quemar sus vestiduras o usted sentirá un olor hediondo proveniente de él” (Sahih Al Bujari).

Esto es especialmente importante para aquellos musulmanes que han aceptado recientemente el Islam. o aquellas personas nacidas en familias musulmanas que han decidido recientemente apegarse a los principios de la religión. Puede que tengan muchos hábitos y puede que se hayan acostumbrado a viarias prácticas que son vistas como pecados en el Islam, y necesitan buena compañía para ayudarlos en su esfuerzo por dejarlas de lado. Un buen ejemplo es fumar o beber. Si una persona quiere "matar el hábito" sería perjudicial para ella relacionarse con musulmanes o amigos del pasado que fuman o beben. Más bien, deben buscar la compañía de quienes les recuerden a Allah y se involucren en el aprendizaje y la enseñanza de la religión junto con la práctica de sus principios.

Con marcada frecuencia, muchos de los que entran en el Islam se enfrentan a la oposición, el desacuerdo y el daño, especialmente por parte de quienes les son más cercanos. Tenga esto en mente y sepa que a través de esto hay una elevación de su nivel, una purificación de sus pecados y una prueba de Allah para ver el alcance de su veracidad y la firmeza en su religión. Tener amigos musulmanes piadosos será un apoyo complementario para usted, y ellos intentarán estar allí cuando usted lo necesite.

Hay muchas maneras en las que uno puede conocer y relacionarse con buenas personas, y uno de los mejores lugares es la mezquita (masyid). Allí usted encontrará a los mejores musulmanes. Allah dice, describiendo a aquellos musulmanes que las frecuentan a menudo:

“Las mezquitas de Dios deben ser construidas y mantenidas por aquellos que creen en Él, en el Día del Juicio, cumplen con la oración, pagan el Zakat, y no temen sino a Dios. Porque ellos son los que siguen la guía” (Corán 9:18).

Si su mezquita imparte clases, asegúrese de asistir a ellas, ya que las mejores reuniones son aquellas en las que se habla sobre la religión de Allah. Si usted es un estudiante universitario, un lugar adecuado para conocer gente buena puede ser la Asociación de Estudiantes Musulmanes. Si no hay una mezquita en su área y vive lejos de otros musulmanes, podría considerar mudarse a un área donde haya más musulmanes. Si no esto no es posible, puede al menos intentar asistir a una mezquita en una ciudad más grande una vez por semana. Entretanto, hay algunos grupos benéficos y círculos de estudio que usted puede encontrar por Internet. A toda costa, debe hacer todo lo posible por mantener una buena compañía, rodearse de personas que lo animen y le ayuden a practicar su religión.

Uno puede pensar que es aceptable mantener una amistad cercana con aquellos que practican otras creencias confiando en que son buenas personas. Debemos saber que el peor pecado en el Islam es que la persona sigua una religión distinta de esta. Hay mucho daño en asociarse con personas de otras religiones. Es obvio que no siguen la religión del Islam debido a las dudas y la confusión que puedan tener al respecto. Estas personas pueden discutir abiertamente sus dudas y confusión con los musulmanes, o tratar de convertirlos a su religión, ya sea de manera directa o encubierta. Los musulmanes que no tienen suficiente conocimiento sobre el Islam pueden comenzar a dudar sobre los temas que se planteen. Este es solo uno de los muchos efectos perjudiciales que pueden resultar de una asociación frecuente con personas de otras religiones. Esto no quiere decir que deba separarse de todas sus relaciones pasadas, sino que debe tener cuidado con quién se relaciona y en qué medida.

Sin embargo, tampoco es suficiente que se haga amigo de cualquier musulmán. Más bien, debe buscar a musulmanes piadosos con conocimiento, que estén ellos mismos haciendo todo lo posible por adherirse a los principios de la religión. Puede que usted vea a muchos musulmanes que no cumplen con sus obligaciones ni se abstienen de las prohibiciones de la religión. La medida en que cada quien recae difiere de persona a persona, pero todo se debe al hecho de que el Shaitán (Satanás) está haciendo su mejor trabajo para desviar a la gente. Allah dice:

“[Satanás (Iblís)] dijo: ‘¡Juro por Tu poder que los descarriaré a todos!’” (Corán 38:82).

No permita que esto lo desanime; más bien, deje que este sea su mayor incentivo para esforzarse al máximo en servir a esta religión e invitar a los demás a ella.

Es de suma importancia que usted comprenda su religión desde sus fuentes apropiadas y confiables: el Libro de Allah y las enseñanzas auténticas (Sunnah) de Su Mensajero. Permita que el Mensajero de Allah, Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) sea su modelo y líder, y aprenda su biografía para que pueda modelar su vida según la de él. Intente tanto como le sea posible estar acompañado de gente de conocimiento y de otros buenos musulmanes practicantes que apliquen lo que profesan, y sepa que no todos los que dicen ser musulmanes pueden ser de confianza en asunto de conocimiento. Más bien, debe asegurarse y examinar cuidadosamente a aquellos de quienes toma sus conocimientos o lo que lee comparándolo con el Libro de Allah y la Sunnah de Su Mensajero y sus sucesores bien guiados. Tome lo que esté en concordancia con su Sunnah y deje cualquier cosa que se le oponga.

Le pedimos a Allah que mantenga nuestros corazones firmes en la religión y que no nos guíe por el mal camino después de que se nos haya concedido la guía. Quiera Allah hacernos ver la verdad como la verdad y nos dé la guía para seguirla, y que nos haga ver la falsedad como falsedad y nos dé la guía para evitarla.

Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.