Idiomas

Niveles

Ayuda en Vivo a través del chat

 

Acerca de esta página

Bienvenidos al sitio de eLearning de New Muslims. Esta página es para musulmanes recién conversos que quieren aprender su nueva religión de una manera fácil y sistemática. Las lecciones aquí están organizadas por niveles. Así que primero vaya a la lección 1 en el nivel 1. Estúdielo y luego haga su examen. Cuando lo pase, vaya a la lección 2 y así sucesivamente. Nuestros mejores deseos.

Comience aquí

Es altamente recomendable que se registre para que sus calificaciones y avance sean guardados. Así que, primero regístrese aquí, luego empiece con la lección 1 en el nivel 1 y de ahí pase a la siguiente lección. Estudie a su gusto. Cada vez que vuelva a este sitio, haga clic en el botón "Llévame adonde llegué" (disponible solo para usuarios registrados). 

Cómo lidiar con las dudas

Descripción: Por qué ocurren las dudas, que significan y cómo debemos responder a ellas. 

PorAisha Stacey (© 2013 NewMuslims.com)

Publicado el09 Jun 2019 - Última modificación04 Dec 2016

Impreso: 8 - Enviado por e-mail: 0 - Visto: 285 (Promedio diario: 2)

Categoría: Lecciones > Interacción social > Lidiando con el cambio


Objetivos:

·       Entender que las dudas sobre la propia fe son naturales en los seres humanos. 

.      Obtener las herramientas con las cuales desvanecer estas dudas. 

Términos árabes

·       Shaitan: Es la palabra usada en el Islam y en el idioma árabe para referirse al demonio o Satanás, la personificación del mal. 

·       Sunnah: La palabra Sunnah tiene varios significados según el área de estudio; sin embargo, el significado que generalmente se le atribuye es: palabras, acciones y aprobaciones del Profeta.

·       Yinn: Creación de Allah creada antes que la humanidad a partir de un fuego sin humo. A veces se los llama seres espirituales, genios, banshis, poltergeists, fantasmas, etc.   

·       Ummah: Se refiere a la comunidad musulmana en su totalidad, independientemente de su color, raza, lengua o nacionalidad.  

DealingWithDoubts.jpgLas dudas sobre lo que creemos y por qué lo creemos son naturales. De hecho, a menudo son esas dudas las que hacen que la gente acepte el Islam. Una duda sobre la validez de sus sistemas de creencias a menudo lleva a la gente a buscar algo que puedan entender y en lo que puedan creer. Pueden surgir dudas sobre la religión que escogimos o sobre algunos de sus aspectos, pero la diferencia es que el Islam nos permite estar prevenidos y preparados para lidiar con las dudas. El Islam se describe a menudo como un "conocimiento informado" en lugar de una fe ciega, por lo que, cuando surgen dudas, somos capaces de resolverlas. Las dudas son una enfermedad que puede causar un gran daño a nuestra salud espiritual si se deja que se enconen en vez de ser confrontadas por lo que son: trucos e ilusiones lanzadas como flechas desde el arco de Shaitan.

Shaitan es el enemigo declarado de la humanidad. Así como él es capaz de susurrar malos pensamientos en nuestros corazones, también es capaz de llenar nuestras mentes con dudas diseñadas para causar inquietud y confusión. A veces una persona es incapaz de distinguir entre lo que está plantado por Shaitan y lo que pensamos por nuestra propia voluntad. En otras ocasiones, los pensamientos son de naturaleza tan aterradora que tenemos miedo de repetirlos o examinarlos en caso de que nos condenen o nos revelen que somos hipócritas o que estamos lejos del Islam. Uno debería ignorar completamente tales pensamientos y dudas y no pensar ellos, y buscar refugio en Allah de Shaitan. Diga: "A'udhu billahi minash-shaitanir-rayim" (busco refugio en Allah del maldito Shaitan) y pida perdón.

De las tradiciones del Profeta Muhammad (que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él) se nos dice que, si uno es afligido por la duda en su fe, debe buscar refugio en Allah, renunciar a lo que está causando la duda y decir: "Amantu billahi wa rusulihi", lo que significa: "Yo creo en Allah y en Su Mensajero"[1].

Solo Allah nos puede proteger de la destrucción que pueden acarrear estas dudas. Por lo tanto, cuando las dudas perturben su corazón, su mente o su alma, diríjase a Allah y busque consuelo en la obediencia a Él y en Su complacencia. Por lo tanto, cuando surjan dudas, busque la guía solo de Allah, reconozca su completa y total dependencia de Su misericordia y enfrente las dudas armado con conocimiento y buenas acciones. En la Sunnah del Profeta Muhammad encontramos una bella narración en la que Allah habla directamente a los creyentes:

“Oh siervos míos, he prohibido la opresión para Mí y la he hecho prohibida para ustedes, así que no se opriman unos a otros. Oh siervos míos, todos ustedes están extraviados, excepto aquellos a los que he guiado, así que busquen Mi guía y Yo los guiaré. Oh siervos míos, todos ustedes tienen hambre, excepto los que he alimentado, así que busquen alimento en Mí y Yo les daré de comer. Oh siervos míos, todos ustedes están desnudos, excepto los que he vestido, así que busquen ropa en Mí y Yo los vestiré. Oh siervos míos, ustedes pecan de día y de noche, y Yo perdono todos los pecados, así que busquen el perdón de Mí y Yo los perdonaré. Oh siervos míos, ustedes no me harán daño ni me beneficiarán. Oh siervos míos, si desde el primero hasta el último de ustedes, de los humanos y de los genios, fueran tan piadosos como el corazón más piadoso de cualquiera de ustedes, no aumentaría mi reino en nada. Oh siervos míos, si desde el primero hasta el último de ustedes, de los humanos y de los genios, fueran tan malvados como el corazón más malvado de cualquiera de ustedes, no disminuiría Mi reino en nada. Oh siervos míos, si desde el primero hasta el último de ustedes, de los humanos y de los genios, se reunieran en un solo lugar y Me pidieran algo, y si Yo les diera a todos lo que pidan, eso no disminuiría lo que Yo tengo más de lo que una aguja disminuye el mar si se mete en él [y luego se saca]. Oh, siervos míos, son sus obras las que Yo considero y luego los recompensaré; así que, el que encuentre el bien, que alabe a Allah; y el que encuentre otra cosa distinta, que no culpe a nadie más que a sí mismo”[2].

Lo que más le gusta a Shaitan es ser capaz de desviar a quien ha encontrado la verdad y sacarlo del camino que ha elegido. Hace todo lo posible por infundir dudas y la forma más fácil de hacerlo es llenando los espacios en la mente de una persona que no estén ocupados por el conocimiento auténtico. Por lo tanto, es importante seguir buscando el conocimiento desde la cuna hasta la tumba; o, en otras palabras, desde el momento en que comenzaste a reflexionar sobre la veracidad del Islam hasta el momento en que te enfrentes cara a cara con el ángel de la muerte.

Debido a nuestro conocimiento limitado, es posible que no entendamos ciertas declaraciones o la sabiduría de ciertos mandatos judiciales, y esto puede dar lugar a dudas. En una situación como esta, uno debería reafirmar su fe mirando los fundamentos del Islam pues, ya que los aceptamos intelectualmente, las pocas cosas sobre las que podrían surgir dudas no deberían ser un problema, porque creemos que Allah es Todopoderoso, Omnisapiente. 

Como musulmanes, creemos firmemente que todas las cosas tienen una sabiduría segura detrás de su creación; a veces, entendemos la sabiduría y otras veces no. Nuestra ignorancia sobre la razón detrás de algo no niega el hecho de que hay una razón. Es solo a causa de nuestros propios defectos que somos incapaces de comprender ciertos asuntos. Esto ha sido probado en el curso de nuestra historia natural; muchas cosas en el pasado eran relativamente desconocidas, misteriosas, y se pensaba que eran algo extraño, pero a medida que la ciencia ha progresado, la sabiduría detrás de esos asuntos se ha vuelto clara. Tomemos el apéndice como ejemplo; hace unos años, sólo se pensaba en él como un órgano inútil del cuerpo, pero ahora, gracias a los avances de la ciencia, la sabiduría detrás de su existencia se ha vuelto clara.

En resumen, no se nos ha dicho la razón ni la sabiduría de todas las cosas. Y si uno tiene dudas sobre los fundamentos del Islam, entonces debe mirar las pruebas del Islam en mayor detalle para fortalecer su fe.

 En estos tiempos podemos disfrutar de un acceso increíble al conocimiento de todo el mundo, pero tristemente esto incluye muchos sitios y fuentes que tratan de vilipendiar el Islam tergiversando los hechos, citando pasajes textuales fuera de contexto, citando hadices débiles y fabricados o simplemente inventando mentiras contra el Islam. Es importante que usted aprenda sobre el Islam de fuentes confiables.

Incluso los compañeros del Profeta Muhammad fueron afectados con pensamientos negativos y hay una gran cantidad de evidencia en la Sunnah que explica que es normal tener estas experiencias.

“Allah ha perdonado a mi Ummah aquello que le ha sido susurrado y aquello que cruza sus mentes, siempre que no actúen con base en eso o hablen de eso”[3].

Fue narrado que Abu Hurairah (que Allah esté complacido con él) dijo: “Algunos de los compañeros del Mensajero de Allah se presentaron ante él y le dijeron: ‘Encontramos en nosotros pensamientos terribles de mencionar’. Él dijo: '¿Están ustedes de verdad sufriendo a causa de eso?’.  Ellos dijeron: ‘Sí’. Él dijo: ‘Este es un signo claro de fe”[4].

Por lo tanto, si una persona que experimenta dudas se siente mal y angustiada por eso, entonces no debe estar demasiado preocupada o asustada, como dijo el Profeta Muhammad, ¡estos pensamientos son "signos de fe"! Los eruditos musulmanes han explicado que, así como un ladrón solo ataca en un lugar donde sabe que hay riqueza y que las defensas de ese lugar son débiles, de la misma manera Shaitan solo ataca y pone dudas en los corazones que contienen la riqueza de la verdadera fe.

Allah nos da un método claro y simple en el Corán para enfrentar las dudas. Él dice: 

Pregunten a la gente de conocimiento si es que no saben” (Corán 21:7).

La presencia de dudas indica una forma de ignorancia que solo se elimina con el conocimiento. Cuanto más se eduque y se fortalezca la fe, más fuertes se volverá para repeler las dudas persistentes. 


Notas de pie:

[1] Sahih Muslim.

[2] Sahih Muslim, At-Tirmidhi e Ibn Mayah.

[3] Sahih Al Bujari.

[4] Sahih Muslim.

Herramientas de la lección
Mala Mejor  Evaluar
| More
Déjenos un comentario o una pregunta

También puede preguntar mediante el servicio de chat en vivo disponible aquí.